El Real Madrid, mal físicamente

El Real Madrid, mal físicamente

Zidane, gran entrenador, dice que no pasa nada, que todo está bien y más o menos controlado. Y puede que tenga una vez más razón. El año pasado, por estas fechas, también escribíamos de la baja condición física del Real Madrid. Pero también dijimos que, probablemente, el entrenador habría planificado que el equipo estuviera en plenitud física en el último tramo del curso, cuando se juegan los títulos. Teníamos nuestras dudas. Pero la realidad le dio la razón al entrenador.

Este año ocurre lo mismo, pero más acentuado. El rendimiento del equipo dista mucho del que acostumbra. Los segundos tiempos son preocupantes y los signos de fatiga, evidentes: imprecisión en el pase, falta de anticipación, controles inadecuados, escasa capacidad de desmarque, poca concentración... Todo esto da lugar a un fallo en los automatismos: dificultad o enlentecimiento para jugar de memoria, concluyendo con el elemento esencial de la fatiga, que es la falta de definición.

El equipo no define y la definición, el gol, es la esencia del fútbol. El número de goles de esta temporada está muy alejado de los que corresponde a un equipo como el Madrid. No está físicamente bien, es evidente. Pero tampoco veo al equipo psicológica o anímicamente a un nivel alto. Y eso es tan importante como el físico, no lo olvidemos.

0 Comentarios

Normas Mostrar