El big three mete 81 puntos y los Thunder empiezan a dar miedo

THUNDER 124-RAPTORS 107

El big three mete 81 puntos y los Thunder empiezan a dar miedo

El big three mete 81 puntos y los Thunder empiezan a dar miedo

Mark D. Smith

USA TODAY Sports

Partidazo de un equipo que ha convertido un 8-12 en un 20-15 y que está 12-3 en diciembre. Los Raptors, dos derrotas consecutivas.

Definitivamente aquí están los Thunder, el proyecto a todo o nada de Sam Presti (que ha sostenido a la franquicia sobre su chistera desde la salida de Kevin Durant de forma admirable), que primero evitó resquebrajarse cuando todos los síntomas para ellos parecían estar agitándose en su interior, después empezó a sumar a ritmo de calendario (ganar los partidos que tenían que ganar) y después, ya con el alta médica, se está posicionando para ser en el tramo final de la temporada lo que pensábamos que podría ser en su mejor versión: una amenaza en el Oeste.

Ahora mismo están 20-15 después de haber estado 8-12. Es un 12-3 en diciembre y un quinto lugar en el Oeste que ya mira fijamente los asientos de Spurs y Wolves. Como un felino que ha estado demasiado tiempo enjaulado, los Thunder juegan con rabia pero por fin también con sistema. Y defiende con el cuchillo entre los dientes (algo que les sostuvo en noches muy feas en ataque) pero atacan con tacto y circulación. Los resultados han llegado y las sensaciones avanzan hacia un pico óptimo, si es que no lo tocaron con la dominación completa (127-104) de unos Raptors que llegaron al Oeste como el mejor equipo de su Conferencia pero han perdido en back to back en Dallas y OKC.

El big three nunca había producido tanto: 81 puntos repartidos entre los 33 de Paul George (7/10 en triples), los 30 con 8 rebotes y 13 asistencias de Westbrook y los 18 de Carmelo. Ninguno de los tres por debajo del 50 por ciento y con un excelente trabajo de albañilería de Steven Adams (18+9) y un Roberson que le dio la noche (con ayudas de George) a DeMar DeRozan, que terminó con un 4/16 en tiros y 15 puntos un día después de que Wesley Matthews le dejara en 3/16 y 8. Desenchufado su anotador, a los Raptors les quedaron los 20 puntos de un CJ Miles ya recuperado tras su lesión. Pero fue muy poco más allá de un parcial de 2-23 que les lanzó en el primer tramo del segundo cuarto (34-46). Los Thunder casi habían absorbido la desventaja al descanso y rompieron el partido después a base de defensa y buenos tiros. Lo dicho: una bestia se ha desatado y anda suelta por el Oeste. Cuidado.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar