Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

DAKAR 2018

Peugeot: el concepto de buggy frente al escuadrón de 4x4

El 3008 DKR Maxi que pilotará Sainz en el próximo Dakar debe ser superior al Toyota y al Mini de tracción total en dunas y fuera de pistas.

Actualizado a
Stephane Peterhansel con el 3008 DKR Maxi.
Red Bull

Guerra de marcas, pero también de conceptos en el Dakar 2018. Por un lado Toyota, con el 4x4 tradicional versión pick-up de su Hilux desarrollada para esta edición, Nasser Al-Attiyah mediante. Por otro Mini, que combinará su clásico tracción total con un nuevo buggy que aún no han probado en competición. Y el referente es Peugeot, que planteó el desafío de ganar el Dakar con un dos ruedas motrices en 2015 y que, si no hay grandes sorpresas, puede despedirse con victoria y marcando la pauta para el futuro, al menos para el futuro de Mini y su preparador, X-Raid.

En esta próxima edición, los cambios en la reglamentación para la máxima categoría de coches han buscado igualar las prestaciones. Lo explicó el propio Sainz en Pozuelo: "Se ha tratado de equiparar las dos ruedas motrices con los 4x4. Disminución de peso a los 4x4, aumento de peso a los 4x2. También aumento del recorrido de la suspensión de los 4x4. La organización trata de buscar más equilibrio, pero también es cierto que este año hay más fuera de pista y eso es mejor para los buggys".

Peugeot regresó en 2015 precisamente con ese reto, el de conquistar el Dakar a partir de un dos ruedas motrices. Eso atrajo al piloto madrileño, quien venció la edición de 2010 con Volkswagen: "No hemos ganado nosotros, pero sí el equipo, así que el objetivo se ha conseguido con creces". Peterhansel consiguió para la firma francesa las victorias de 2016 y 2017 y acabó con cuatro años de dominio implacable de Mini. El equipo del pasado Dakar se mantiene con Carlos, Monsieur Dakar, Sebastien Loeb y Cyril Despres. Un verdadero póker de ases.

Y los progresos en cuanto al vehículo han sido constantes: "Si pudiéramos comparar con el coche del primer año la diferencia visual ya sería radical. El primer año era más estrecho y corto y con un reparto de pesos diferente y el extremo contrario a este, con la anchura al límite del reglamento. Cuando empezamos queríamos un dos ruedas motrices capaz de ser muy rápido en el fuera de pista y competitivo en el camino". Ventajas para la edición de 2018, con más arena y dunas. Sainz, a As: "Puede que sí, cuanto más fuera de pista con nuestro coche teóricamente es mejor". ¿Era el buggy la apuesta ganadora? "Peugeot ha ganado con el buggy, eso ha hecho reflexionar a Mini para iniciar el proceso de construirlo".

Toyota Hilux de Nasser Al-Attiyah.
Ampliar
Toyota Hilux de Nasser Al-Attiyah.
Mini, con un buggy y un 4x4.
Ampliar
Mini, con un buggy y un 4x4.
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?