El apellido Fittipaldi vuelve a ser la esperanza de Brasil en la F1

FÓRMULA 1

El apellido Fittipaldi vuelve a ser la esperanza de Brasil en la F1

Emerson Fittipaldi junto a sus nietos, Pietro y Enzo.

De entre los brasileños que aspiran a llegar al Mundial, nadie ilusiona a su país tanto como Pietro y Enzo Fittipaldi, nietos de Emerson.

Corría el año 1970 cuando un joven de 24 años debutaba en la Fórmula 1 quedando octavo en Brands Hatch tras remontar 13 posiciones. Solo tardaría tres carreras en conseguir su primera victoria en Watkins Glen. Aquel paulista al volante del Lotus tenía algo especial y no tardó en demostrarlo. Se llamaba Emerson Fittipaldi y fue el primero de su país en coronarse en la disciplina con sus títulos del 72 y el 74. Todo un pionero, toda una leyenda. Más de 40 años después de aquello, Brasil vuelve a depender de su apellido.

2018 será la primera vez en 49 años que la F1 no tenga un brasileño, pero confían en que los herederos de Emmo eviten que sea por mucho tiempo. Hay otros pilotos que pueden apuntar alto, como Sérgio Sette-Câmara, Pedro Piquet, Caio Collet o Gianluca Petecof, pero ninguno ilusiona tanto como Pietro (21 años) y Enzo (16), nietos de Fittipaldi. El mayor es el último campeón de las World Series con récord de poles (10, superando las 8 de Ricciardo) y el pequeño, miembro de la Ferrari Driver Academy.

"Fue muy importante ganar las World Series. Mi plan en 2018 es estar con un pie en F1, como piloto de pruebas o reserva. Al mismo tiempo, pretendo disputar otra categoría para no estar parado", dice Pietro en 'UOL Esporte', quien espera estar en los próximos test de rookies de la Fórmula E con Jaguar. Y por su parte, Enzo, 9º en su primer año en la F4 italiana, se mantiene prudente: "Estoy al comienzo de mi carrera, hay mucha gente delante de mí. Mi sueño es llegar a la F1 y ser campeón, pero me queda mucho trabajo".

Ambos saben bien lo que es lidiar con un apellido de tanta altura, pero eso más que presionarles les ayuda, como asegura Pietro: "Por supuesto que siempre vas a tener presión, pero yo me presiono más que cualquiera. Tener el apellido Fittipaldi, una familia que entiende mucho de automovilismo, me ayuda más de lo que me perjudica". Además, su abuelo siempre está al tanto de todo lo que hacen. "Siempre nos llama y nos ayuda con la parte técnica. Si estoy decidiendo hacer algún cambio en el coche, mi abuelo me ayuda", cuenta Enzo.

No hay referencia más importante para ellos que su abuelo, pero hay otros que también les inspiran. Massa, como último brasileño en F1: "Soy muy amigo de Felipe y es una pena que no esté en F1, siempre ha sido una gran referencia". Senna, el mito: "Era impresionante, le veo en YouTube y era un maestro en lluvia". Y también Alonso: "Mi abuelo siempre dice que Fernando es uno de los pilotos más completos". El talento corre por sus venas. Pietro y Enzo quieren demostrarlo y están dispuestos a volver a hacer grande el apellido Fittipaldi.

0 Comentarios

Normas Mostrar