De las apuestas a la sequía de Messi ante el Chelsea y el cariño 'red' por Xabi

De las apuestas a la sequía de Messi ante el Chelsea y el cariño 'red' por Xabi

Uno en el camino. ¿Son las apuestas un buen termómetro en el mundo del fútbol? A priori sí, recogen el sentir popular del aficionado, que a la hora de arriesgar su dinero suele coincidir con el del especialista. Aprovechando el sorteo de octavos de final de la Champions League celebrado ayer en Nyon es bueno echar la vista atrás, a cómo se olían las cosas a principios de septiembre cuando la competición aún no había echado a andar. De los siete máximos candidatos a conquistar el título el próximo mes de mayo en Kiev, sólo uno se ha quedado en el camino a las primeras de cambio: el Atlético, que se pagaba 21 a uno.

En dos meses y medio. El resto de favoritos, según el orden de los apostantes, se ordenaba así: Real Madrid (4,8 a uno), PSG (7,4 a uno), Bayern Múnich (7,8 a uno), Barcelona (8 a uno), City (11,2 a uno) y United (12 a uno). ¿El Sevilla? Lejos, muy lejos, cotizaba 72 a uno. Tres meses después, las apuestas le toman cariño al intratable City de Guardiola aunque no deparan grandes vaivenes; quizá los dos meses y medio que ahora tenemos por delante hasta que se jueguen los cruces deparen un mayor baile.

Eterno Bayern. Porque habrá que ver, por ejemplo, cómo pinta en febrero ese neón que es el PSG, en el que la prensa francesa busca las cosquillas a Emery mientras Neymar empieza a comprobar cómo es eso de compartir foco con Mbappé. En otros casos, las apuestas no tambalean ni un ápice torreones del fútbol mundial como el Bayern. Era favorito al título el 12 de septiembre, en plena crisis con Ancelotti, quien dos semanas más tarde dejaría el club; lo es ahora, con Heynckes al rescate; y lo será en febrero incluso si a los bávaros les diera por alinear a Beckenbauer, Breitner y Hoeness. A los actuales, me refiero.

Inglaterra. En Inglaterra, la patria de las apuestas, se agarran sin embargo a cosas más terrenales. Como al hecho de que Messi no le haya marcado ni un solo gol al Chelsea en sus ocho enfrentamientos anteriores. Y en Inglaterra, patria también del humor, aplauden el detalle de algún exjugador hacia su club de la Premier. Como Xabi Alonso, quien en el sorteo sacó la bola de su querido Liverpool para medirse al Oporto, a ojos reds un rival light. “Xabi Alonso dejó el Liverpool hace ocho años y aún así aporta más al Liverpool esta temporada que Jordan Henderson (su actual mediocentro)”, se leía en Twitter. El pajarito tira con bala.

0 Comentarios

Normas Mostrar