Mirotic (24+8) y Portis (23) sellan la paz aplastando a los Celtics

BULLS 108 - CELTICS 85

Mirotic (24+8) y Portis (23) sellan la paz aplastando a los Celtics

Bobby Portis se saluda con Nikola Mirotic durante la victoria de los Bulls ante los Celtics.

Dennis Wierzbicki

USA TODAY Sports

Tercera victoria seguida para los Bulls en el tercer partido de Niko este curso y primero como titular. Boston, sin Irving, no tuvo opciones de victoria por primera vez.

"Parece que estuviéramos en marzo (históricamente su mejor mes en su tres temporadas previas en la NBA), pero no es así". Así, bromeando, atendió Nikola Mirotic a los medios de comunicación tras una fantástica actuación (24 puntos, 8 rebotes y un tapón) en la que se alió con Bobby Portis (el mismo jugador que le causó varias fracturas en la cara tras un puñetazo hace casi un par de meses) para pasar por encima (108-85) de unos Celtics huérfanos sin Kyrie Irving (problema muscular en el cuádriceps izquierdo). Es la primera vez que esta temporada que Boston (23-6 de balance) no tiene opciones de ganar un partido. Mucho mérito el de unos Bulls que encadenan tres victorias consecutivas por primera vez este curso. Precisamente los mismos partidos que Niko lleva disputados este curso. ¡Qué bueno que volviste!

El rookie Markkanen, con unos problemas en la espalda, causó finalmente baja, así que Mirotic ocupó su puesto en el quinteto inicial por vez primera esta campaña. Salió con ganas el internacional español firmando un completísimo primer cuarto en el que exhibió su muestrario de recursos al completo. Tiro exterior, movimiento de pies en el poste bajo y confianza para atacar el aro con agresividad. Acabó con 13 tantos (6/8 en tiros en dicho periodo). Estuvo algo más discreto en los dos siguientes y volvió a aparecer en el último y decisivo para dar la puntilla al líder el Este con dos triples marca de la casa. En total acabó con una serie de 9/14 en tiros de campo y 3/7 en triples. Puro Threekola. También destacó atrás, donde sin ser ningún especialista, dejó a Al Horford en un discreto 15+4+5 y 6/14 en el lanzamiento.

Una cuestión de química

Fue el gran protagonista de una noche feliz en la Ciudad del Viento (y anoche también nevada) junto a Bobby Portis, quien se fue hasta los 23 tantos (10/15 en tiros) en la que hasta el momento es su mejor partido en la NBA. 47 puntos (más de la mitad que todos los Celtics) sumó una pareja que arrancó el curso a golpes y que por primera vez se compenetra para acabar como los máximos anotadores de los de Illinois. Puede que fuera del vestuario nunca serán amigos y hasta que se eviten, pero sobre el parqué están mostrando una complicidad y química muy positivas que se traduce en un +22 para su equipo en los minutos en los que ambos han compartido presencia sobre la cancha esta campaña (datos de Elias Sports Bureau). En varias ocasiones se felicitaron durante el duelo. Ya lo dice el refrán, una imagen vale más que mil palabras (la que ilustra esta crónica mismamente).

Nikola Mirotic y Bobby Portis se saludan.

"Ambos son unos fantásticos profesionales. Están jugando con una pasión y emoción fantásticas" se felicita su entrenador, Fred Hoiberg. El mismo al que congratula el hispanomontengrino por reconducir la relación entre él y el ala-pívot. "Cuando estamos en cancha juntos estamos jugando realmente bien. Hay que darle el crédito a Fred porque es él quien nos está haciendo jugar", puntualiza. "Nos estamos buscando el uno al otro y aportando la energía que el equipo necesita. Cuando él se abre yo trato de continuar hacia dentro y viceversa. Se trata de leer la defensa", analiza el ex madridista. Portis también se queda con lo puramente deportivo: "Quiero dejar de hablar de nosotros. Simplemente tratamos de hacer nuestro juego".

Sexta derrota de los Celtics

Como señalábamos antes, los Celtics (podrían quedarse sin Marcus Morris un tiempo importante) encajaron su sexta derrota del curso 24 horas después de una buena victoria en Detroit y sin su gran canalizador de juego. No tuvieron opciones de remontar esta vez los de Hoiberg, quienes se desplomaron en el segundo cuarto y ya no lograron recuperar la iniciativa. Smart y Rozier aportaron claridad de ideas en el ataque, pero su empujón inicial no encontró respuesta por parte de otros compañeros. Ni Horford, ni Brown, ni Tatum (noticia: hizo un 0/4 en triples), ni el banquillo fueron capaces de encontrar soluciones. "A veces a uno le patean el trasero. Es tan simple como eso. Chicago dominó todo el partido y jugó más duro que nosotros", resumió Brad Stevens

Lo mejor del partido de Nikola Mirotic

 

0 Comentarios

Normas Mostrar