Ha nacido una estrella en Utah: ¡41 puntos de Donovan Mitchell!

JAZZ 114 - PELICANS 108

Ha nacido una estrella en Utah: ¡41 puntos de Donovan Mitchell!

Ha nacido una estrella en Utah: ¡41 puntos de Donovan Mitchell!

GEORGE FREY

EFE

Cinco triunfos consecutivos para los Jazz de Ricky Rubio, que vuelven a superar el 50% de victorias (12-11). El novato ganó el partido.

Ha sido una noche especial muy en Salt Lake City. Noche de baloncesto, de rachas y emociones fuertes. Noche de sonrisas y ovaciones. Noche de estrellas. Anthony Davis y DeMarcus Cousins visitaban a unos Jazz en un gran momento de forma (cuatro triunfos seguidos) pero sin Rudy Gobert. El festín en la zona podía acabar con una racha tremendamente meritoria que ha devuelto a los de Snyder a posiciones de playoffs. Pero el guión, que se cumplió a medias (mucho acierto exterior en los visitantes: 11 triples en los tres primeros cuartos), dio un giro inesperado en los últimos 12 minutos. Un giro provocado por un ciclón que luce el 45 y que es desde hoy el novato que más puntos ha metido en un partido en la historia de los Utah Jazz (¡41!, vía ESPN). 

Número 13 del último draft, es posible que Donovan Mitchell ya sea el mejor jugador de Utah Jazz (ahora sin Gobert). Por talento ofensivo y posibilidades, por lo que puede hacer con y sin balón, por su potencial (y lo que ya no es potencial) defensivo, por la garra, por el desparpajo... Y se veía venir. La selección de tiro va y viene, pero el talento es especial, de los que destacan a primera vista.

Anotó los ocho primeros puntos de los Jazz (dos triples) y no dejó el acelerador en todo el partido. 29 en la segunda parte y 17 de los 34 de su equipo en un último cuarto en el que hizo literalmente lo que quiso. Recursos, velocidad y potencia en las entradas, rango y muñeca desde fuera, visión y concentración para encontrar al hombre libre... Una exhibición. 41 puntos totales que son la mejor marca de su carrera, la mejor también de un novato esta temporada y la primera vez que un jugador de primer año supera los 40 desde que lo hiciera Blake Griffin en 2011. Un partido fuera de lo normal. Un partido de gran estrella.

Con sus puntos llegó la ovación y con la ovación su sonrisa (no podía dejar de sonreír). Le había salido todo y lo sabía. "No tengo palabras", dijo Mitchell y recoge ESPN después de poner el quinto triunfo consecutivo en el casillero de su equipo (12-11, vuelven a superar el 50%).

Los Pelicans, por su parte, sufrieron su tercera derrota consecutiva (12-12) pese a dominar tres cuartos del partido (23+13 de Cousins, 13+8+11 de Rondo y ocho triples de las muñecas de Moore y Darius Miller) y además perdieron por el camino a un Anthony Davis que se tuvo que retirar con una lesión en la ingle.

Además del espectacular partido del novato (41+4+4, 6/12 en los triples), los Jazz contaron con un gran Favors en la pintura (18+11+5), el buen hacer de Joe Ingles, la consistencia de Ricky Rubio y 24 puntos de un sensacional Alec Burks que anotó sus puntos y los del lesionado Rodney Hood. Lo dicho, ha nacido una estrella en Utah.

0 Comentarios

Normas Mostrar