Más Deporte

Dos nadadores paralímpicos se retan en triatlón de Cartagena

Miguel Rincón y Francisco Gutiérrez nadarán 1,9 kilómetros en el Ironman de Cartagena de este fin de semana. Un encuentro con la libertad en aguas abiertas.

0
Dos nadadores paralímpicos se retan en triatlón de Cartagena

El domingo 3 de diciembre cientos de atletas participarán de una de las jornadas de triatlón más exigentes. El Ironman 70.3 tendrá 1.9 kilómetros de natación, 90 de bicicleta y 21 de atletismo para completar 119,9 kilómetros o 70,3 millas.

Dos deportistas paralímpicos participarán en la prueba de natación que abrirá la prueba en las aguas protegidas de la Bahía de las Ánimas, en el puerto interno de la ciudad.  Los medallistas santandereanos Miguel Rincón y Francisco Gutiérrez harán parte de dos equipos de actores y presentadores de televisión.

Los dos, compartieron con AS sus sensaciones para este triatlón

Francisco Gutiérrez - Preseleccionado Parasuramericanos 2018

La motivación: Lo tomo como un reto.  Nunca he nadado en aguas abiertas. Me motiva decirle a muchos que se puede, que los obstáculos son mentales, son unas barreras que nos ponemos, que todo se puede. Nadaré 1.900 metros  el desafío es terminarlo, hacerlo en el menor tiempo posible.

Preparación: Tuvo once sesiones semanales, tres en el gimnasio y ocho en el agua nadando entre dos y dos horas y media  trabajando una base aeróbica para llegar en una buena condición física.

La natación: Acá encontré la libertad. A los 19 años no es fácil asumir una discapacidad, pero conozco la natación y cuando entro en una piscina me sentí libre, útil,  que podía hacer cosas importantes.

Miguel Rincón – Medallista Juegos Nacionales 2008

La natación: Acá está mi libertad de expresión, yo entro a una piscina y me olvido de todo. Lo único que aspiro es nadar y mejorar.

La motivación: Estar en este Ironman es un reto personal: El crossfit también es mi hobbie, me ha servido para mejorar mi fuerza, capacidad aeróbica.

La distancia: Si he sido capaz de nadar 5.000 metros en un entrenamiento, podré hacer una distancia menor. En las aguas abiertas en Cartagena, dejaré hasta el alma.