presentado por
Competición
  • Premier League
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Chilena

En el próximo derbi liguero será penalti a Ramos

En el próximo derbi liguero será penalti a Ramos

En el minuto 36 de la primera parte del Metropolitano asistimos a la jugada más polémica del derbi. Un patada de Lucas Hernández a Sergio Ramos en la nariz cuando el capitán madridista se disponía a a rematar casi a bocajarro a Oblak. Una pena máxima que no vio Fernández Borbalan ni su asistente del ataque madridista. Las repeticiones de la televisión revelan que al asistente le tapan varios jugadores rojiblancos y que no pude ver el momento del impacto. Tampoco podía verlo Fernández Borbalán desde la diagonal que Tenis trazada y la posición que se requiere en un saque de esquina.

Pero esto ya no sucederá en el próximo derbi liguero que ambos equipos disputen en el Metropolitano. Entonces ya estará en marcha el VAR y la acción de Sergio Ramos está contemplada dentro de los cuatro supuestos que establece el protocolo. Especialmente en el relativo a los penaltis pero incluso en el que hace referencia a las tarjetas rojas.

Así pues el desenlace habría sido y será bien distinto. En cuanto se produzca la acción, los operadores de VAR buscarían el frame o la mejor secuencia para que fuera analizada por los dos árbitros de VAR situados en la sede central donde está previsto que lleguen todas las señales de los partidos. La idea es que se ubique en la Ciudad del Fútbol. Serán los dos árbitros de VAR quienes, en el menor tiempo posible, deben decidir si la acción es punible, algo que parece evidente, y comunicárselo al propio colegiado por su pinganillo. Tanto la acción de penalti como la consiguiente posible tarjeta roja por ser ocasión manifiesta de gol.

A partir de ahí se producirían dos supuestos. Que el colegiado acepte la decisión que le comunican desde el VAR adoptándola de inmediato o, en caso de dudar, solicitar poder verlo personalmente. Esto supondría que realizaría el gesto de un monitor dando cuenta de su intención de verlo.

Esto implicaría que se debería acercar a donde esté situado estos monitores y allí visionar las imágenes que le envían desde la sala de VAR. Una vez vistas sería cuando adoptará la decisión. A tenor de las imágenes parece claro que señalaría la pena máxima y la expulsión del rojiblanco. O que solo considerara la tarjeta amarilla. E incluso que interpretara que no es penalti. Algo que parece poco probable a tenor de las imágenes. Lo cierto es que la jugada no quedaría sin juzgarse como ha sucedido esta vez en el Metropolitano.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar