Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

El que entienda a este Barcelona, que lo compre

Actualizado a

El que entienda a este Barcelona, que lo compre. El equipo de Sito Alonso ha sido capaz en los últimos partidos tanto de encajar 97 puntos ante el UCAM Murcia y perder ante un Efes hasta entonces sin victorias en su casillero europeo, en ambos casos en el Palau, como de aplastar al Olympiacos y derrotar al Real Madrid en el Palacio. Con la ciclotimia como, al menos ahora mismo, rasgo básico de personalidad, quizá la sorpresa habría sido que no hubiera habido sorpresa. El Barcelona dio la de cal y ganó. Y con justicia y nervio, con más trabajo que aportación de teóricamente esenciales como Heurtel y Hanga. Sin fuegos de artificio pero con mucho músculo: 47 puntos, 14 rebotes y 45 de valoración entre Seraphin, Moerman y Sanders. Por ahora, así es este Barça de Sito. Literalmente capaz de lo mejor y de lo peor. Con una defensa que muta de granítica a líquida a veces en cuestión de 48 horas. Y con una capacidad competitiva que resultó incuestionable en Madrid pero que quizá salte por los aires en el próximo partido. O no.

El Madrid está en un momento obviamente difícil. Ayón y Kuzmic eran su pareja de pívots puros y el mexicano, además, uno de los referentes del equipo. Con la rotación corta y muy ligera en las zonas, necesita más de lo habitual en otros apartados para sacar adelante los partidos. Y un 30% en triples con 12 asistencias por 12 pérdidas son lastres ahora mismo demasiado pesados, más si el mando de Doncic se difumina en los minutos decisivos. Tavares, recién bajado del avión, apenas pudo presentarse en sociedad, todavía desubicado. Un gigante extraño en un equipo que hasta hace poco jugada de memoria y al que ahora le toca usar demasiado la imaginación. Y apretar los dientes hasta que las lesiones y el calendario le den un respiro.

Total, que la extraña volubilidad del Barcelona empujó lo suficiente en alianza con los problemas de personal del Madrid. Y hubo sorpresa. Que, bien mirado, no lo fue tanto en un partido que nos contó más cosas del momento actual de ambos equipos que de sus opciones de cara a todo lo que viene por delante. Veremos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?