Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

PREMIER LEAGUE

Inglaterra manda en Champions

Los cinco equipos ingleses de la competición lideran su grupo. Manchester United, Manchester City, Chelsea, Liverpool y Tottenham pisan fuerte.

Actualizado a
Los cinco equipos ingleses de la Champions.
AS

Los equipos ingleses van en serio. Tras cinco temporadas sin tener ningún representante en la final de la Champions League y cayendo en las primeras rondas, donde por ejemplo el año pasado el Leicester fue el equipo que más lejos llegó siendo eliminado por el Atlético en cuartos de final, este año los cinco equipos de la Premier lideran sus respectivos grupos en la máxima competición europea. 

Manchester United, Manchester City, Tottenham, Liverpool y Chelsea encabezan sus grupos en Champions y lo hacen con unas impresiones inmejorables. Además, tres de ellos se han medido a equipos españoles en el grupo. El equipo de Mourinho ha sumado los nueve puntos posibles en la competición en un grupo donde supera a Basilea (6), CSKA de Moscú (3) y Benfica (0). Los de Guardiola también han ganando sus tres partidos y encabezan el grupo F con Shakhtar (6), Nápoles (3) y Feyenoord (0) por detrás. El Chelsea es el único equipo que ha ganado en el Wanda Metropolitano y con 7 puntos está por encima del Roma (5), Atlético (2) y Qarabag (1). Mientras, el Tottenham empató en el Santiago Bernabéu y se encuentra igualado a siete puntos con el Real Madrid y mejora a Borussia Dortmund (1) y Apoel (1). Por último el Liverpool solo ha necesitado cinco puntos para ser el mejor del grupo E en la primera vuelta empatado a puntos con el Spartak de Moscú y por encima de Sevilla (4) y Maribor (1).  

Varios son los motivos que han provocado que los equipos ingleses vuelvan a intimidar en Europa. Quizás el más importante de ellos sea la inversión económica que han llevado a cabo. Entre los cinco equipos gastaron, teniendo en cuenta solamente el pasado verano, 817 millones de euros. El Manchester City ha sido el equipo que más ha pagado en reforzar el equipo en el último mercado de fichajes. 250 'kilos' en Mendy (57,5), Walker (51), Bernardo Silva (50), Ederson (40), Danilo (30) más varios jugadores que han salido cedidos como Douglas Ruiz o Ilic. Le sigue el Chelsea con 220 millones después de que Álvaro Morata se convirtiese en el jugador español más caro de la historia tras los 80 'kilos' pagados al Real Madrid. Bakayoko (40), Drinkwater (38), Rüdiger (35) y Zappacosta (25) concentraron el resto de inversión. Por debajo de los 200 están los otros tres clubes, el primero de ellos el Manchester United con 165 millones invertidos en Lukaku (80), Matic (40) y Lindelöf (35). El Tottenham fichó a Davinson Sánchez por 40, Auier (25), Llorente (15) y Foyth (13) y el Liverpool sumó a su plantilla a Salah (42), Oxlade-Chamberlain (38) y Andrew Robertson (9)

Pero además de la fortaleza económica a la hora de fichar, la inversión se ha concentrado en la llegada de entrenadores de renombre. Algo que ha provocado un cambio del tradicional estilo de fútbol inglés, más directo y aéreo, a la diversificación y asimilación de conceptos característicos de sus técnicos. Pep Guardiola cambió el Bayern de Múnich por el Manchester City para tratar de dotar al club celeste de un juego de toque, alegre y con resultados para pelear por la Champions League. En su primer año el equipo acabó en la tercera plaza en la Premier y llegó hasta los cuartos de final de la máxima competición europea. Actualmente se encuentra en su mejor momento de forma, líder en liga y en Champions tras sumar diez victorias consecutivas con un balance de 36 goles a favor y cinco en contra. En lo que marcha de temporada el equipo de Guardiola ha ganado 11 partidos de 12 disputados, empatando tan solo contra el Everton. Un equipo muy ofensivo que ya lleva 49 goles en su haber recibiendo 10 en ese periodo. De Bruyne continúa sumando características de líder, en una posición más retrasada ayudando en la creación de fútbol a Fernandinho y Silva. Mientras, arriba los jóvenes dominan el ataque, con Sterling, Sané y Gabriel Jesús como goleadores. 

Por su parte el Manchester United continúa adaptándose a Mourinho en una temporada donde ha comenzado sumando 10 victorias, dos empates y una derrota, contra el Real Madrid en la Supercopa de Europa. Clasificado para la Champions después de levantar la pasada Europa League, el técnico portugués suma su segunda temporada al mando del equipo dotando de mayor seguridad defensiva (solo 6 goles encajados) y contundencia arriba (34 anotados) a los Reds Devils, principalmente con la llegada de Lukaku, que ya lleva 11 tantos. Matic ha reforzado un centro del campo con la calidad que proporcionan Pogba, Mkhitaryan, Mata o Ander Herrera. 

En el Chelsea la llegada de Antonio Conte fue acompañada por un cambio de formación a tres centrales donde el título de Premier fue su carta de presentación. En un equipo con gran aporte español, un reciclado Azpilicueta ejerce como central por la derecha, Marcos Alonso es el carrilero izquierdo, Cesc Fàbregas inicia el juego, Pedro pone el desequilibrio y Morata el gol. El punta es una de las principales novedades y suma 7 tantos en 10 encuentros. Pese a los malos resultados de las últimas jornadas de Premier, que han correspondido al periodo de lesión de Kanté, el Chelsea ha ganado 7 partidos, empatado tres y perdido otros tres pero las sensaciones dejadas en partidos como el del Wanda Metropolitano le convierten en candidato a todo. Los blues son los únicos que han vencido en el nuevo feudo del Atlético, remontando el tanto inicial de Griezmann y mostrando mucha superioridad frente a los rojiblancos. 

Mientras, el Tottenham continúa haciendo muy bien los deberes con una plantilla que ha logrado sus mayores éxitos a la hora de retener a sus estrellas. Dele Alli y Harry Kane encabezan el proyecto de un Pochettino que suma su cuarta temporada en los Spurs. La temporada pasada finalizaron en la segunda posición de la Premier llegando a los 86 puntos y su partido en el Santiago Bernabéu, empatando contra el Real Madrid es la mejor carta de presentación de su competitividad. 

El Liverpool tiene en Jürgen Klopp su gran director. Con un fútbol donde el desequilibrio lo producen los veloces delanteros, el equipo del alemán se caracteriza por su presión alta y eléctricos partidos. Mané, Salah y Firmino ponen el gol y Coutinho el último pase. Una buena muestra de la fortaleza económica del equipo se pudo ver a la hora de retener al brasileño, por el que el Barcelona estaba dispuesto a pagar más de 100 millones.  

Un regreso de los equipos ingleses a la máxima competitividad en Champions, por lo menos hasta el momento, sustentado en un desembolso económico alto, la retención de sus estrellas y unos entrenadores que copan el top mundial. Inglaterra lucha por volver a lo más alto como era habitual hace no tanto, teniendo entre 2004 y 2009 a seis finalistas en la competición europea. 

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?