FÓRMULA 1 | GP DE MALASIA

Guerra en el paddock: un jefe de la FIA puede fichar por Renault

Marcin Budkowski, jefe técnico de la FIA hasta hace cuatro días, puede llevar información secreta del resto de equipos a Renault.

0
Boullier, Horner, Lowe, Wolff, Arribavene y Marcin Budkowski, ex de la FIA.

Se llama Marcin Budkowski, iba a ser el sucesor de Charlie Whiting y ha puesto patas arriba la Fórmula 1. Su nombre no le dirá nada al público general, pero este polaco de 40 años ha iniciado una guerra en el paddock que tiene indignados a todos los equipos menos a uno, Renault. Lo explicamos. Hace cuatro días dimitió como jefe técnico de la FIA y ahora se rumorea que tiene previsto fichar por el equipo francés dentro de tres meses, algo que daría una ventaja enorme a los de Enstone ya que Budkowski conoce los secretos mejor guardados de cada escudería.

Como responsable técnico de la Federación Internacional, a la que llegó en 2012 tras su paso por Ferrari y McLaren, manejaba información confidencial de los avances, mejoras e ideas que estudian tanto los equipos como los motoristas. Un pozo de sabiduría que pasaría a manos de Renault y un verdadero peligro para el resto, que se han levantado en armas para evitar que se produzca ese fichaje o, que al menos, se retrase para que sus conocimientos no jueguen como una enorme ventaja para los galos en 2018.

Marcin está ahora mismo en una situación que los ingleses llaman gardening leave y que en nuestro idioma podemos traducir a algo así como 'periodo de suspensión remunerada'. En su caso es de tres meses y significa que durante ese tiempo seguirá cobrando de la FIA, pero no puede trabajar para nadie más. Lo que cabrea a los demás es el poco tiempo en el que volverá a estar disponible en el mercado, ya que el estándar en la F1 es de un periodo de 12 a 18 meses. Budkowski se ha acogido a la ley suiza para acortar tanto el suyo.

Ayer viernes se vio reunirse en el circuito de Sepang a la mayoría de jefes de equipo. Estaban tratando este tema, y luego lo comentaron. "Tendremos un gran problema si termina con un equipo", dice Horner (Red Bull). "No creo que sea correcto porque ha tenido acceso a mucha información", apunta Wolff (Mercedes). "Si no podemos estar abiertos con la FIA, es una situación complicada", señala Vasseur (Sauber), y Szafnauer (Force India) añade: "Tres meses no es suficiente". Arrivabene (Ferrari) también estuvo en la reunión.

Pero el que más se explayó fue Boullier, al que de nada le sirve que McLaren vaya a ser socio de Renault el año que viene. "Estamos todos preocupados de que un funcionario de la FIA que tiene acceso a mucha información pueda comenzar a trabajar en uno de los equipos dentro de tres meses", asegura el francés, que pide lo siguiente: "No podemos prohibir que nadie cambie de trabajo y debemos respetar las leyes vigentes en diferentes países, pero creemos que para los representantes de la FIA en ese nivel debe establecerse otra duración mínima". Si hay fichaje, habrá lío.