FÓRMULA 1 | GP DE SINGAPUR

McLaren y su ruptura con Honda: "Es un alivio, era algo inevitable"

Boullier se sincera sobre la separación pese a que también sienten tristeza. Con Renault esperan ser casi un equipo de fábrica en 2019.

0
El McLaren Honda de Vandoorne en Singapur.

"Nunca ha habido dudas sobre el compromiso de Honda y su energía en la misión de éxito en la Fórmula 1. Son innovadores y unos probados ganadores. Por una combinación de razones nuestra colaboración no ha prosperado cómo habríamos deseado". Así empezaba Zak Brown sus declaraciones en el comunicado de McLaren que confirmaba su ruptura con Honda. Era la despedida oficial, muy formal, como debe ser en un escrito así. Pero en Singapur, Boullier es el que muestra el verdadero sentimiento del equipo ante tal situación.

Aunque dice que les da algo de pena acabar con una relación de tres años, lo cierto es que lo que más sienten es alivio, ya que la separación entre las dos marcas "se había convertido en algo inevitable" con tan malos resultados. "Después de tres años difíciles, se tuvieron que tomar decisiones importantes antes de que fuera demasiado tarde. Ahora lo que sentimos es alivio, pero también tristeza porque construimos una buena relación de trabajo con Honda, aunque no hubo resultados", dice el francés en la televisión belga 'RTBF'.

No, no los ha habido ni cuando mejor pintaba, como en Singapur. Ahora tendrán que buscarlos con Renault y confían en hacerlo por lo que han hablado con los franceses. Les han dicho que su motor dará un paso importante en 2018: "Tenemos información de Renault que nos demuestra que su motor es competitivo. Tal vez esté un poco por detrás de los de Mercedes y Ferrari, pero tiene potencial. Hemos tenido reuniones que demuestran que están trabajando en un paquete de fiabilidad y rendimiento que será más competitivo el próximo año".

Y si las expectativas son buenas para el año que viene, los son aún más para dentro de dos años. "La otra ventaja de trabajar con Renault es que tendremos algo que decir en el diseño de motores. En 2019 tendremos una solución que será casi de fábrica, por lo que es una ventaja sobre un cliente de motor al uso", asegura Boullier. Ese es el trato que han firmado con su nuevo socio, que podría mejorar más si Red Bull se pasa a Honda tras 2018. La ilusión vuelve a Woking, era algo que hacía falta, algo inevitable.