presentado por
Competición
  • Europa League

La squadra azzurra

La squadra azzurra

Solemos llamar a la selección italiana “la squadra azzurra”, lo que se debe traducir como “el equipo azul”. El sustantivo “squadra” equivale en español, en efecto, a “equipo”, y no a “escuadra”. Porque “escuadra” nombra una unidad militar o un conjunto de buques de guerra, además de una pieza que contenga un ángulo recto; pero no un equipo deportivo, por mucho que se le parezca el nombre.

Este femenino de “squadra” se relaciona con la concordancia de los artículos que preceden a los nombres de equipos italianos. En Italia hablan de “la Roma” o “la Lazio” (que deberíamos traducir aquí como “el Roma” y “el Lazio”). Y también de “la Juventus”, que se ha popularizado entre nosotros con el artículo en femenino correspondiente a aquel idioma y a la palabra “juventud”, a pesar de que su denominación oficial es “Juventus Football Club”.

Aquí, por el contrario, influye la palabra “equipo”; y así decimos “el Eibar” (aunque se llame Sociedad Deportiva Eibar) o “el Lleida” (Unió Esportiva Lleida). Con excepciones lógicas como “la Ponferradina” o “la Real Sociedad”.

Sin embargo, ese femenino italiano no afecta a algunos de los equipos que fueron fundados por británicos con el topónimo en inglés, ni a otros que contienen la palabra “club”, como sucede por ejemplo con “el Milan” (nombre anglosajón de la ciudad), “el Inter” (Fútbol Club Internazionale Milano) o “el Torino” (Torino FC).

Por otro lado, el “apellido” que acompaña al nombre “squadra” de la selección italiana es “azzurra”, y sus jugadores son los “azzurri” (el plural en italiano se forma a menudo con la letra “i”). Obviamente, “azzurro” significa “azul”; y el vocablo de aquella lengua y el de la nuestra tienen un origen común: proceden del árabe läzaward.

Pero ese color azul de la selección italiana se diferencia del referido por el vocablo “blue”, que designa el azul oscuro. Recordemos la canción “Volare” (Domenico Modugno): “Nel blu dipinto di blu” (el azul pintado de azul). O “Un gatto nel blu”, del famoso Roberto Carlos (el cantante), horriblemente traducida al castellano. Su título significa “Un gato en el azul”, se supone que el azul del cielo, y el verso “un gatto nel blu ecco che tu” debería traducirse como “el gato en el azul, igual que tú”, pero se convirtió en “el gato que está triste y azul”.

“Squadra azzurra” ya no suena extraño, pero un gato azul es todavía más raro que un perro verde.

0 Comentarios

Normas Mostrar