Estás leyendo

Zidane muestra el Madrid que viene

Zidane muestra el Madrid que viene

Me gustó la elección de la Fiorentina para este Trofeo Bernabéu, como finalista que fue, en este mismo campo, hace sesenta años de la Copa de Europa. Gento, que marcó aquel día, habló en el descanso para la tele del club y dio gusto escucharle. Nada de que cualquier tiempo fue mejor. Estos tiempos son mejores en todo, dijo, y también en fútbol. Se le veía disfrutando, como todos, con la noche que había preparado Zidane, con la oportunidad y el buen gusto que le caracterizan. Junto a Sergio Ramos y Cristiano, las dos estrellas suspendidas, sacó al grupo de jóvenes de la plantilla, plasmando la idea de futuro en marcha.

Esa alineación que sacó plasma el momento de ilusión del madridismo, feliz con su larga plantilla. Los últimos fichajes han dado un vuelco. Ya no es cada año ‘el mejor que haiga’, el más caro del mercado o el mediapunta de turno. Desde hace un par de temporadas se han ido incorporando complementos necesarios para la plantilla, con los que Zidane fue tramando aquel equipo B, con trazas de equipo A de un futuro próximo. A eso hay que unir su buen tacto para tenerlos a todos al retortero, sin dar lugar a que se desanimen. No es fácil. Aun así, se le han apeado Morata y Mariano. Pero el detalle que tuvo ayer con los nuevos fue muy notable.

En total fueron nueve alternativas más o menos rigurosas, desde Ceballos, ya con visos de figura nacional, al joven meta Luca Zidane, que pasó sus nervios. Todos cumplieron bien, divirtieron y ganaron el trofeo ante una Fiorentina seria que metió la pierna fuerte y lo puso difícil. Fue, también, una ocasión para ver a Cristiano rompiendo su descanso forzoso. Dio el primer gol, marcó el segundo (colosal), pegó un tiro en el palo. Es insaciable. Sigue siendo la gran garantía del Madrid, pero tras él se anuncia una generación prometedora. El Madrid puede ir tranquilo hoy al bombo de la Champions. No me extraña que sea favorito en las apuestas.