Estás leyendo

El Movistar se refresca: Landa, Soler, Rubén Fernández...

El Movistar se refresca: Landa, Soler, Rubén Fernández...

El aterrizaje del Reynolds en el Tour de Francia de 1983 fue una noticia refrescante para el pelotón: un grupo de jóvenes entre 22 y 24 años, como Delgado, Gorospe y Laguía, arroparon a un líder de 26, Arroyo. Aquella valiente decisión nos puso en órbita. Luego, ya saben: Perico ganó un Tour; Indurain, cinco consecutivos… Desde entonces el equipo de Echávarri, ahora de Unzué, echó sus redes al mejor español: Olano, Chava Jiménez, Valverde… Alguno se dejó por el camino, como Freire y Contador, nada menos, pero en general siempre se sintió con la obligación de liderar el ciclismo de este país. Ha seguido en la onda, aunque no es menos cierto que ha perdido frescura. Las estrategias del presente Movistar se han hecho más conservadoras y resultadistas, menos atractivas para el público.

Este Movistar tira de una jefatura bicéfala: Valverde, el mejor de su generación, lesionado grave en julio, y Nairo Quintana, que desde 2013 ha ganado el Giro y la Vuelta, y ha subido a tres podios del Tour. No se puede decir que el colombiano lo haya hecho mal, pero últimamente se percibe poca sintonía entre el equipo y el ciclista. No se extrañen si cambia de colores. En ese ambiente se ha anunciado el fichaje de Mikel Landa con el siguiente discurso: “Está llamado a liderar el ciclismo español en los próximos años”. Un regreso a los orígenes. Antes tenemos la Vuelta, donde acudirá con una alineación joven, con cinco ciclistas de 26 o menos años. Rubén Fernández, que ya fue líder en 2016, y Marc Soler tienen una oportunidad de oro. Refrescante, como aquel Reynolds. Si desde el coche no lo estropean.

0 Comentarios

Normas Mostrar