presentado por
Competición
  • Europa League
Estás leyendo

Locos del fútbol, incluido Bielsa

Locos del fútbol, incluido Bielsa

Un vidente. Hay locos muy locos y locos medio cuerdos. Marcelo Bielsa no sabemos bien a cuál de esos clubes pertenece, pero está claro que el argentino es difícilmente clasificable. El vídeo no tiene desperdicio. Es de hace tres años y en él se ve al Loco hablando a sus jugadores en pleno entrenamiento del Marsella. Ahí va un extracto: “¿Ves que él sabe? (refiriéndose a Mendy). Los jugadores siempre saben. Mendy va a ser millonario. Seguro. Él ya sabe que va a ser millonario. Ya sabe que va ser estrella. Y va a ser uno de los mejores marcadores de punta del mundo”. Mendy tenía 20 años y este julio se ha convertido en el defensa más caro de la historia al pasar del Mónaco al City por 57 millones de euros.

Neymar. Otros no tienen la clarividencia de Bielsa. Es el caso de Neymar, que no adivinó al viajar del Santos al Barcelona el tremendo terremoto judicial que iba a provocar ese fichaje y mucho menos que un día su cara adornaría las farolas de la Ciudad Condal con un mensaje en modo Far West: “Se busca (traidor). Mercenarios fuera de Barcelona. Sólo jugadores que amen la camiseta”. Adornaba ese póster el símbolo del dólar, por duplicado. Y no iba por Trump. Esto no.

Bale no lo ve venir. Quien tampoco ve venir el tren, ya sea el de Manchester Este o el de Manchester Oeste (barrios del City y del United interesados en su fichaje), es Bale. El galés estaba llamado junto a Neymar (el de las farolas) a jubilar a Cristiano y a Messi, que ya aburrían con sus goles. Pero los años pasan y los Balones de Oro se han convertido en un rondo entre el portugués y el argentino. Bale volvió a tener molestias en Chicago. Los años pasan y su vitola de crack mundial puede caducar antes de lo que uno se cree.

Gatti, Abreu, Palermo. Hay locos de ayer, como El Loco Gatti, que ahora vuela de palo a palo en los platós televisivos; locos de hace un rato como Abreu, en cuyo penalti a lo Panenka del Mundial 2010 aún sigue volando el balón, o Palermo, que inventó el anti hat-trick al lanzar tres penaltis en el Colombia-Argentina del 99 y fallar... los tres. Hay locos que no pisan el fútbol y otros que viven en él. Como Bielsa, que acabó así aquella charla: “Ser el mejor te quita felicidad. Te quita horas con tu mujer, horas con los amigos, te quita fiesta, te quita diversión. Ustedes (a los jugadores) tienen un problema muy grande. Muy, muy grande. Tienen dinero pero no tienen tiempo para disfrutar del dinero. Entonces, el éxito te quita la posibilidad de ser feliz”. Hay locos muy cuerdos. Tipo Bielsa.

0 Comentarios

Normas Mostrar