Tebas cierra la taquilla al PSG y a Neymar

Tebas cierra la taquilla al PSG y a Neymar

El caso Neymar puede dar un giro inesperado con lo que hoy le cuenta Tebas a Maroto: que no piensa aceptar los 222 millones de la cláusula. El argumento es que considera que ese fichaje atropella el ‘fair play’ financiero. Para definir la situación del PSG acuña una expresión novedosa, ‘club-estado’. Club dopado financieramente por un estado, en este caso, Qatar. ‘Turismo de Qatar’ le inyecta al PSG como patrocinador una cantidad varias veces superior que las que obtienen en el mercado el Madrid, el Manchester United o el Barcelona, los tres clubes del mundo de imagen más potente, con mucha diferencia. 

Hace tiempo que la UEFA se planteó atajar estas inyecciones de dinero externo que alteran el mercado y vulneran las normas de competencia europeas. Tebas lo explica gráficamente: “¿Se imagina usted a un estado comprando Carrefour para regalar pollos?”. No. Eso destrozaría el sector. En puro mercado es imposible que el PSG pueda hacer tal desembolso por Neymar, a lo que habría que añadir el salario. La UEFA ya multó al PSG no hace mucho con 60 millones, pero luego la sanción fue retirada misteriosamente. Ahora, Andrea Traverso, responsable de la UEFA para el ‘financial fair play’, mira para otro lado. 

No sé qué saldrá de esto. El trámite, en casos de cláusula de rescisión, es que el dinero se abona en LaLiga, y con su entrada el jugador se libera. Si LaLiga no acepta el dinero, ¿qué pasa? Neymar y el PSG tendrán que ir al juzgado, a la UEFA, a la FIFA... O directamente al Barça, pagando el traspaso directamente, con la anuencia del club. No es fácil saber lo que pasará. Ya que el jugador quiere irse, no sé si va a ser negocio para el Barça retenerle a la fuerza, o si será más razonable obtener compensaciones adecuadas y despedirle. En todo caso, la decisión de Tebas mejora en algo su posición negociadora. Y pone en evidencia a la UEFA.