presentado por
Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Ligue 1
  • Hoy en As

Mikel Landa impone su ley en el Castillo de Burgos

CICLISMO | VUELTA A BURGOS (1ª ETAPA)

Mikel Landa impone su ley en el Castillo de Burgos

Mikel Landa impone su ley en el Castillo de Burgos

El alavés, máximo favorito, no perdió el tiempo y se apuntó la primera etapa en la subida al Castillo. Chernetski, segundo, y Alaphilippe, tercero.

Enrabietado por quedarse a un segundo del tercer puesto del Tour, Mikel Landa se marcó la Clásica de San Sebastián y la Vuelta a Burgos como objetivos para resarcirse. En San Sebastián quedó quinto y ayudó a su compañero Michal Kwiatkowski a anotarse la victoria. En el Alto del Castillo de Burgos, meta de la etapa inaugural, no dejó ni las migas.

El corredor del Sky, máximo favorito a la general por su excelente momento de forma y las llegadas favorables al Picón Blanco y las Lagunas de Neila, se enfundó el primer maillot de líder y sacó un puñado de segundos a sus rivales. Simbólicos, pero suficientes para demostrar su autoridad: "Guardo un cariño especial a esta carrera, deseaba lograr algo bonito. Ahora dispongo de una pequeña renta para los dos días de montaña".

Landa, Matteo Trentin, Sergei Chernetski y Norman Hansen sorprendieron al lanzarse en el descenso de la primera pasada por el Castillo. Sky y Quick Step, para el alavés y para Julian Alaphilippe, controlaron durante la fase decisiva de la jornada. En la última subida, Landa soltó a Hansen, a Trentin y batió a Chernetski gracias a su potente rush terminal. Alaphilippe entró tercero. Se trata de su segundo triunfo de 2017, tras tomar Piancavallo en el Giro.

Marc Soler, ganador del Tour del Porvenir en 2015 y una de las revelaciones de la temporada, lo probó a la fuga, pero fue cazado antes de que sucumbieran los últimos supervivientes: Arroyo, Geoghegan, Serry, King, Orjuela, Díaz, Dunne, Cousin y Stalnov. Soler compartirá galones en la Vuelta con Rubén Fernández, otro vencedor del Porvenir, y en Movistar esperan “un salto de calidad” de ambos, aunque les llevarán con paciencia y sin presión.

Este miércoles, 153 kilómetros entre Oña y Belorado. Una etapa de perfil quebrado y previsible resolución al sprint.

0 Comentarios

Normas Mostrar