Estás leyendo

El United pincha, el Benfica no

El United pincha, el Benfica no

Dorsales y colores. Hay que vender camisetas, eso está claro, al merchandising no hay quien le coja en fuera de juego. En los años 90 se abrió la baraja con los nuevos dorsales (adiós al uso obligatorio del 1 al 11) y el nombre impreso de cada jugador en la camiseta. Posteriormente se amplió la oferta de colores y diseños; si a los clubes no les bastaba con dos equipaciones (titular y reserva), se sumaba una tercera. Ahora es tal el baile que uno ya no sabe si Holanda juega de naranja, Brasil de amarillo y el Real Madrid de blanco. Y las innovaciones no siempre caen bien entre los aficionados. Más bien, casi nunca.

Santísima Trinidad. “It’s hideous (Es horrible)”, se lee en uno de los mensajes escritos por los fans del Manchester United al ser desvelada la tercera equipación del equipo para la 2017-18. Ha sido diseñada por un aficionado gracias al Football Creator Studio, esa plataforma digital de la que también salen las terceras camisetas de Real Madrid, Bayern Múnich, Juventus, Milán o Flamengo. Es gris, bastante fea, y la Santísima Trinidad del United (la estatua que en Old Trafford rinde homenaje a Bobby Charlton, George Best y Denis Law aparece estampada en la camiseta) no merecía un regalito así.

Las rayas de la Real. Las rayas azules y blancas están de moda. Y especialmente este verano. La Real Sociedad las ha multiplicado en su camiseta oficial para la nueva temporada, aunque no con el efecto deseado. Tras su presentación en sociedad, un grupo de seguidores llegó incluso a pedir su rediseño en la plataforma change.org. Tras esa jaula de rayas (demasiadas, alegan), el Txantxangorri (petirrojo) que luce en la espalda (iniciativa para apoyar el euskera) pasa sin pena ni gloria. Esas franjas azules y blancas también han dado que hablar en el Écija, que ha decidido mandar al baúl su habitual camiseta azul. Lo justifican en el ascenso a Segunda B, todo un hito, para que el aficionado recuerde una temporada histórica. La recordará, seguro.

Rojos y encarnados. Mientras, el Barcelona recupera la senyera, aunque sólo en la camiseta que llevarán los jugadores durante los calentamientos previos a los partidos; la que el Bayern ha reservado a James (roja con cuatro rayas blancas y el 11 a la espalda) se agotó en apenas 48 horas; y el Benfica huele a fútbol del bueno con una elástica con el logo en honor de los 75 años que habría cumplido en 2017 el gran Eusebio. El inolvidable 10 de los encarnados. Encarnados hasta que a alguien le dé por hacerlos vestir de violeta.

0 Comentarios

Normas Mostrar