Estás leyendo

Mourinho, Ancelotti, Guardiola y Conte pescando en el Madrid

Mourinho, Ancelotti, Guardiola y Conte pescando en el Madrid

La situación de supremacía del Real Madrid en el fútbol de clubes se demuestra en un hecho. Todos los técnicos de los grandes clubes europeos miran a su plantilla en busca de lo que, para el club blanco, pueden ser retales, pero que en realidad son jugadores que acabarán siendo importantes en las entidades a las que entrenan. Mourinho, Guardiola, Conte… Todos han intentado pescar en el Madrid, algunos sin éxito (caso de Mourinho) y otros pagando jugadores a precio de oro.

La pieza más codiciada ha sido Morata. Mourinho se dio de bruces con las pretensiones económicas de la entidad blanca por un jugador que ha asegurado la pasada campaña un gol cada 90 minutos (20 en total) a pesar de no contar con muchas oportunidades. Tampoco le apetecería mucho al Madrid, imaginamos, venderlo al United, si finalmente lo ha terminado traspasando, según dicen en Inglaterra, por un precio no muy superior a los 70 que ofrecían. Morata jugará con el técnico que apostó por él para llevarlo a la Juve (aunque luego no pudiera entrenarlo allí) y, sobre todo, en el actual campeón de la Premier.

Tampoco ha salido el Madrid mal parado de la operación por Danilo, que finalmente irá al City de Guardiola. Pagará el City 30 millones más cinco por objetivos por un jugador que le costó 31,5 y que ha tenido un papel muy secundario.

Con James, el Madrid se quitó un problema. Lo disfrutará Ancelotti dos temporadas a razón de cinco millones cada una de ellas (y el Bayern se hace cargo del sueldo). Si transcurrido ese tiempo el club alemán quiere quedárselo, tendrá que pagar 35 millones. Parece un negocio lógico para las dos partes, el Bayern no arriesga y el Madrid se deja la puerta abierta para su regreso si el colombiano termina rompiéndola.

En total y entre los tres (Morata, Danilo y James), más de 100 millones a la buchaca. Pero el Madrid sigue teniendo una plantilla que reluce, y más equilibrada si cabe que la pasada temporada con las llegadas, sobre todo, de Theo y Marcos Llorente para dos puestos (el de Marcelo y Casemiro) que no estaban cubiertos. Y sigue sobrando calidad, y también jugadores en el centro del campo (Isco, Ceballos y Kovacic lo pasarán mal). Zidane ha cambiado el signo del Madrid. Sobra talento, pero eso no es un problema porque él lo aprovecha hasta la última gota con su estupenda gestión de los egos.

 

 

0 Comentarios

Normas Mostrar