Estás leyendo

Vettel, solo ante la FIA en su cumpleaños: todas las claves

FÓRMULA 1

Vettel, solo ante la FIA en su cumpleaños: todas las claves

Sebastian Vettel, piloto de Ferrari.

Mark Thompson

Getty Images

El alemán se reúne con Jean Todt en París para tratar su golpe a Hamilton en Bakú. ¿Qué le puede pasar? Repasamos su caso.

El 3 de julio de cada año siempre es un día especial para Sebastian Vettel, pero el de 2017 lo será todavía más. Esta vez no solo celebrará su 30 cumpleaños, sino que tendrá que hacerlo mientras acude a la citación de Jean Todt y la FIA a París. El piloto de Ferrari tendrá que dar explicaciones sobre su golpe a Hamilton en Bakú para convencer a los que mandan de que no merece mayor castigo del ya tuvo. Lo hará solo, sin apoyo de nadie de Ferrari que le defienda. ¿Qué puede resultar de su charla con Todt? Repasamos todas las claves de su caso.

¿Qué ocurrió en Bakú?

Para empezar, viajemos a donde pasó todo, a Bakú. Era la vuelta 20 y los monoplazas seguían al Safety Car por segunda vez en la carrera. Cuando Bernd Maylander apagó las luces de su Mercedes, Hamilton desaceleró al salir de una curva para imponer un ritmo que le favoreciera pillando por sorpresa a Vettel, que le golpeó en el difusor trasero. El alemán se enfadó por la maniobra de Lewis y reaccionó poniéndose a su lado para abroncarle y golpearle con un claro movimiento del volante.

Después de las pertinentes quejas por radio, tanto Hamilton como Vettel tuvieron que pasar por el pit lane una vez más cuando no lo esperaban. El británico por petición de la FIA para que sus mecánicos le cambiaran un reposacabezas mal colocado y el alemán para cumplir un Stop & Go de 10 segundos como sanción a la anterior acción con su mayor rival. El resultado fue que Sebastian salió por delante de Lewis de boxes y acabó de igual forma para marcharse de Azerbaiyán con dos puntos más de ventaja en el liderato.

¿Qué dijeron los involucrados?

Muchas son las voces que han pasado por el escenario para dar su opinión sobre lo que ocurrió en Bakú. Algunos, la mayoría, tachan de inadecuado el comportamiento de Vettel, mientras que otros le defienden justificando su reacción por la maniobra Hamilton. Pero las palabras que más importan son las de los propios protagonistas. Seb no admitió su culpa, es más, se la echó toda a Lewis y a su frenazo, y dijo que la Fórmula 1 es un deporte para hombres y que no entendía que él fuera sancionado y su rival no.

Mientras, el británico aseguró que hizo lo mismo que en las otras resalidas después del Safety Car, habló de un comportamiento impropio de un campeón y le citó fuera del coche para que le demostrara cara a cara lo que es un hombre. Sus equipos también hablaron. En Mercedes, Wolff dijo que se acabaron las contemplaciones, aunque prefirió mostrarse cauto y querer hablar con Vettel antes de juzgarle, todo lo contrario que Lauda, que le atacó llamándole loco. Y en Ferrari no dieron importancia al asunto ni a las declaraciones de Niki.

¿Qué es lo que quiere la FIA?

Tras comprobar con los datos de la telemetría de su Mercedes que Hamilton no frenó más de lo permitido ni hizo nada ilegal en su movimiento, la FIA inició una investigación que es la que lleva a Vettel hoy, en el día de su cumpleaños, a París para demostrar su inocencia. Ellos tampoco quedaron contentos con una sanción en carrera que se antojó escasa y revisarán todo de nuevo para ver si hay alguna otra acción que tomar contra el alemán. Jean Todt, presidente de la Federación, fue el que abrió el abrió el proceso.

"La FIA examinará las causas del incidente para evaluar si es necesaria una acción posterior. Se emitirá un comunicado sobre esta resolución antes del próximo GP de Austria", se leía en el comunicado que emitió la FIA en la tarde del miércoles 28. Hay que aclarar que Vettel no se enfrenta a ningún proceso, sino que es una conversación amistosa con Todt, por eso no hace falta que vaya acompañado por algún miembro de Ferrari. Eso sí, el Tribunal Deportivo de la FIA podría ser una voz más en el caso.

¿Qué puede pasar ahora?

Es la pregunta que todo el mundo se hace: ¿qué le puede pasar a Vettel? Al no haber ningún proceso abierto contra él es complicado discernir con certeza lo que le puede ocurrir. En las manos de Todt está el primer paso para decidirlo. Podría dejarlo todo como están, pero si el francés opta por imponerle un castigo severo se abre un amplio abanico de opciones que van desde una multa económica a la descalificación del Mundial pasando por términos intermedios como la exclusión en uno o más grandes premios.

En caso de decidir la vía dura e imponerle una sanción ejemplarizante, el Tribunal Deportivo de la FIA tendría que ratificar el castigo de su presidente. Aunque se conociera antes el resultado antes de Austria, el proceso podría alargarse más allá por las posibles apelaciones que interpusiera Ferrari. Se decida lo que se decida, seguro que habrá quien no quede satisfecho. Si le castigan, la Scuderia reaccionará y si no, se sentará un peligroso precedente sobre lo que se puede hacer en la pista. ¿Se atreverá la FIA a incidir en la lucha por el título?

0 Comentarios

Normas Mostrar