Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TOUR DE FRANCIA 2017

Kittel gana, Froome salva una caída y Nairo llega sin problema

El ciclista inglés se reintegró al pelotón tras verse implicado en una montonera a 30 kilómetros. El alemán se impuso al sprint en Lieja.

Actualizado a
Kittel gana, Froome salva una caída y Nairo llega sin problema
REUTERS

Marcel Kittel se impuso al sprint en la segunda etapa del Tour de Francia, que abandonó Düsseldorf (Alemania) para dirigirse a Lieja (Bélgica) en un trayecto de 203 kilómetros. Era la primera oportunidad para los lobos del sprint, y no la desaprovecharon. El día después de las retiradas de Alejandro Valverde y Ion Izagirre, las caídas embistieron a otros dos gallos del pelotón, en este caso sin consecuencias tan graves: Chris Froome y Romain Bardet se vieron implicados en una montonera en el tramo final, pero no hubo hostilidad contra ellos en el pelotón y pudieron enlazar pronto.

Esta segunda etapa, como decíamos, partió con dos hombres menos, dos españoles que el día anterior compartieron varias cosas: una caída en la misma curva y una habitación en el mismo hospital. A Valverde le operaron esa noche de fractura de rótula y Ion Izagirre pasará este lunes por el quirófano para ser intervenido de dos vértebras. La famosa curva se tomó una víctima más durante la jornada de este domingo: Luke Durbrigge no resistió los dolores arrastrados y se bajó de la bicicleta. Sus bajas abrieron cierto debate, sobre todo en redes sociales y medios de comunicación españoles, sobre la seguridad en el Tour. Se reivindican colchonetas o fardos en el lugar del suceso. En el seno de la carrera no hay tanta polémica. Son gajes del oficio, riesgos que asumen los corredores e, incluso, malas direcciones. La lluvia hizo peligrosa una curva que no lo habría sido en seco. Ahí se cayeron numerosos corredores y hasta una moto. Un técnico tiene la obligación de saberlo y de frenar a sus gallos.

La lluvia persistió camino de Lieja. Y también los accidentes. A 30 kilómetros del final, Tony Martin se deslizó por los suelos en una glorieta, en cabeza del pelotón, y formó una montonera que incluyó a dos capitanes, a los dos primeros clasificados del pasado Tour: Chris Froome y Romain Bardet. El pelotón ralentizó el ritmo y ambos enlazaron sin problemas, pero habrá que ver las secuelas que dejan esas heridas en días venideros. Al africano se le veía con el maillot roto en la zona del glúteo.

La primera etapa en línea también deparó la primera escapada del Tour 2017. No se hizo esperar. En el kilómetro inicial, a la bajada de bandera, se formó un cuarteto con Taylor Phinney (Cannondale), Laurent Pichon (Fortuneo), Thomas Boudat (Direct Energie) et Yoann Offredo (Wanty). Un póquer de aventureros destinados a hacer mucha publicidad a sus maillots, a agradecer invitaciones del Tour y a ser devorados en el tramo final por la voracidad de los equipos de los sprinters.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?