Estás leyendo

Fiesta y deuda en el fútbol femenino

Fiesta y deuda en el fútbol femenino

Bogotá

Más de 33.000 personas para un partido que quedará en la historia. Récord de asistencia, fiesta y fútbol a la altura de una final de la modalidad. El juego colectivo y técnico de Santa Fe frente a la lucha incansable del Huila. Las Leonas, campeonas del primer torneo de fútbol femenino profesional tras una temporada de 15 triunfos y un empate en 16 partidos. Hicieron falta Nacional, Millonarios, Cali… 

Premio para todas las mujeres que desde hace muchos años han combatido los preconceptos con trabajo en actividades que se consideraban territorio exclusivo de los hombres. Jugadoras, juezas, familias devotas, directivos y entrenadores que confiaron en que era posible, incluso cuando las apuestas por el éxito del torneo escaseaban. Hay que reconocerlo, era difícil creer. 

Lo del 24 de junio en El Campín tiene un valor simbólico fundamental en términos de la lucha por una sociedad que les ofrezca las mismas oportunidades a las mujeres… el mismo reconocimiento. El torneo tuvo partidos interesantes, buen nivel colectivo, equipos fuertes y talento individual. Las jugadoras no se ganaron aplausos por decreto, demostraron capacidad en el frío de Pasto, el calor de Neiva o la altura de Bogotá. Eso es igualdad. 

Los logros del fútbol femenino en Colombia en la última década han sido brutales. Atrás quedaron las épocas de entrenadoras como Myriam Guerrero o Ruth Ortiz que lideraron a la Selección en Sudamericanos con solo 300 dólares de viáticos y mucho amor por la pelota. Obviamente no alcanzaba. Incluso tenían que devolver la camiseta. Por eso, los aplausos de los 33.000 hinchas en Bogotá son también para todas esas mujeres que con esfuerzo consiguieron que muchas jugadoras siguieran sus pasos. 

El torneo profesional refuerza la ilusión en los resultados de la Selección a futuro, sin embargo hay deuda por parte de la Federación que aún no ha nombrado técnico para el equipo femenino después de la participación en los Olímpicos. “La liga es importante siempre y cuando los trabajos de Selección se lleven de la mano (…) La clave es fortalecerla porque es el reflejo internacional de nuestro fútbol”, afirmó Carolina Pineda, capitana del Huila, en la previa a la final. 

El fútbol es proceso. Tal como el equipo de Pékerman, las mujeres necesitan un proyecto claro, seguimiento y partidos de preparación. Al nuevo entrenador le esperan largas horas de video, perdió seis meses de trabajo con la liga en acción.

0 Comentarios

Normas Mostrar