Estás leyendo

Tras Griezmann, los siguientes serán Oblak y Saúl

Tras Griezmann, los siguientes serán Oblak y Saúl

Se cerraron las negociaciones y los atléticos pueden respirar. Cerezo y Gil Marín tienen claro premiar a la columna vertebral de Simeone con un reconocimiento económico en sus fichas. Con Koke ya han cerrado el compromiso y con Griezmann comenzaron a hablar antes de acabar el campeonato. La intención era un aumento por un año más, convertirse igualmente en el jugador mejor pagado de los rojiblancos y mantener los 100 millones de cláusula que se ha convertido en el principal caballo de batalla del jugador. Al final se ha cerrado el compromiso, aunque quizás Antoine -mal aconsejado- con sus bromas en Francia con el Manchester United no estuvo lo que se dice nada afortunado. Al final se apaciguaron los ánimos gracias a los buenos oficios del Cholo que le ha vuelto a indicar que este es un proyecto ganador y también porque se siente en deuda con una entidad que le ha permitido colocarse entre los cinco mejores jugadores del mundo y que el año que viene tiene el paso trascendental de cambiar de estadio y sin olvidar que tiene la sanción de no poder fichar para el presente mercado de futbolistas. Dejarles vendidos ahora entiende que no era lo correcto y es que además está muy identificado con ese vestuario y también conoce de que si tienen un rendimiento habitual puede llegar a enero en el grupo de los elegidos y que luego con los nuevos refuerzos se puede pelear por esa Champions que sigue siendo la deuda pendiente que se tiene por parte del Cholismo.

Tampoco olvida Cerezo y Gil Marín el esfuerzo y la entrega que han realizado los jugadores. Por eso todavía les queda sentarse con Saúl y Oblak para cerrar su vinculación por un largo periodo de tiempo y con la política de mantener el precio de 100 millones como posibilidad de cambiar de aires. Saben que son cifras que no están al alcance de cualquiera. Igualmente esperan cerrar en horas la renovación de Fernando Torres por un año más y en cuanto al apartado de los refuerzos se va a adoptar la política de ser más listos y nada lanzados. Saben que están en el punto de mira de UEFA y FIFA y que cualquier salida en plan machito puede provocar peores enfermedades. Hasta si es necesario se rehuirá de la opción de fichar por fichar y más sabiendo que por la normativa actual para ser inscritos en el enero en la lista de Champions solamente se permita un máximo de tres caras nuevas por equipo. Por lo tanto no se van a tirar a la piscina y evitando que se hablen de cesiones que tampoco están permitidas.

0 Comentarios

Normas Mostrar