Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Venezuela esta vez llora de satisfacción

Actualizado a

El gol de Adalberto Peñaranda es el desahogo de todo un país. Es el grito de una nueva generación que quiere hacer bien las cosas, que intenta olvidar las manchas del pasado, y busca construir un mejor futuro.

Ese gol del delantero del Málaga, en la prórroga ante Estados Unidos, para que Venezuela clasifique a las semifinales del Mundial Sub-20, es el premio a la mejor preparación en la historia del fútbol venezolano.

El resultado 2-1, con el gol de Ferraresi y luego el primer tanto en contra de la Vinotinto en el torneo, será difícil de olvidar. Estos muchachos pasaron dos años preparándose para esto.

Alejados de las distracciones que atacan a los adolescentes, sacrificando momentos con sus familias y siguiendo el camino que les marcaba Rafael Dudamel. 20 meses fueron testigos de la adecuación de estos atletas para su gran cita con la historia.

Más de 30 partidos internacionales para llegar de la mejor manera, incluyendo el Sudamericano que dictó la clasificación a Corea. Esos módulos de preparación en Caracas, esas jornadas de captación de talento, la creación de un estilo de juego y sobre todo la personalidad de este grupo, hacen que todo venezolano se sienta orgulloso de cada uno de estos futbolistas.

Se habla de la calidad individual que tiene este equipo pero gran mérito es para el DT, que supo unir esas virtudes para convertir a este elenco en un conjunto peligroso para cualquiera."Soy un padre disfrutando de sus hijos", dijo, con algunas lágrimas, Rafael Dudamel, el arquitecto de sueños de ella Vinotinto, luego del triunfo.Pero faltan dos juegos en este certamen y hay tiempo para seguir disfrutando de las atajadas de Faríñez, de las recuperaciones de Herrera, de las pinceladas de Peñaranda y la fuerza de Cordova.

Los sueños son gratis, pero Venezuela los convierte en realidad con sacrificio. A estas alturas es imposible no pensar en estar en la final, en buscar un campeonato que le demuestre al mundo de una vez por todas que el país del petróleo también produce grandes futbolistas, capaces de jugar en los mejores clubes de Europa.La gloria está en el horizonte y van con pasos firmes. El Gloria al Bravo Pueblo se escuchara nuevamente en Corea. Gracias, chamos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?