Dovizioso culmina el triplete italiano y gran 2º de Maverick

MOTOGP | GP DE ITALIA

Dovizioso culmina el triplete italiano y gran 2º de Maverick

Victoria de Ducati en casa rematada con podio del satélite Petrucci, que dejó a Rossi cuarto. Mack más líder con la debacle de Honda.

Mugello

Hacía mucho tiempo que el motociclismo italiano no vivía un día tan grande como el que hoy ha protagonizó en el circuito de Mugello. Dovizioso culminó el extraordinario triplete de los pilotos de casa en el GP de Italia con una brillante victoria en la carrera de MotoGP, después de que antes hicieran lo propio sus compatriotas Pasini en Moto2 y Migno en Moto3. Nueve años, también en Mugello, hacía de la última vez de un triplete transalpino, entonces con Rossi, el añorado Simoncelli (250cc) y Corsi (125cc) en el papel de héroes.

Ha cambiado mucho la película para Valentino comparado con ese 2008, porque esta vez se quedó fuera del podio, aunque tiene mucho mérito ese cuarto puesto suyo dadas las condiciones físicas en las que llegaba esta vez. Ese accidente de motocross, con traumatismo abdominal y torácico le hizo perder algo de fuelle con el paso de las vueltas y no pudo hacerse un hueco en una ceremonia de trofeos reservada para el citado Dovizioso, Maverick y el satélite Petrucci.

Fue un podio de esos en los que todos están contentos. El ganador por conseguir su tercera victoria en la clase reina (Inglaterra 2009 y Malasia 2016 fueron las anteriores). Viñales, porque con los veinte puntos de la segunda plaza sale más líder (llegó con 17 de renta sobre el segundo y se va con 26). Además, Mack entendió perfectamente que era el día de un Dovi al que vio muy fuerte, y no sólo porque le abrasara en la recta con diez kilómetros por hora más de velocidad punta en el momento de la pasada definitiva, en la vuelta 14, a nueve del final. Y Petrucci, porque es la segunda vez que sube al cajón, sacando de él nada más y nada menos que al gran héroe local, porque había mayoría de camisetas amarillas entre los 98.269 asistentes al trazado toscano.

Los que tuvieron un día para olvidar fueron los oficiales Honda. Márquez nada más que pudo ser sexto, relegado también por un imponente Bautista, que desde que le pasó supo mantenerle a raya y batirle en la meta por 83 milésimas. Y en cuanto a Pedrosa, su resultado iba a ser muy flojo, porque rodaba duodécimo en la última vuelta, pero fue peor aún al caerse intentando adelantar a Crutchlow, al que además se llevó con él al suelo. De ese modo, el catalán, que venía segundo de la general a 17 puntos de Maverick se queda ahora quinto a 37.

Esa segunda plaza pertenece ahora a Dovizioso, a 26 puntos de un Maverick al que en esta pista, la de pruebas de Ducati, ha superado por 1.281 segundos en la meta, convirtiéndose en la nueva amenaza del joven español de 22 años camino de su primer título. Quedan muchas carreras aún por delante, exactamente doce (qué número tan bonito), y su margen es de 26 sobre el ducatista, de 30 respecto a Rossi y de 37 sobre Márquez.

El que no cuenta desde el principio este año para la pelea por el título es Lorenzo. Aquí fue un día muy malo para él, porque su compañero en el box oficial Ducati ganó y un compañero de fábrica hizo tercero. Todo eso contrasta sobremanera con su octava plaza a catorce segundos de la cabeza, y eso que salió con mucho ímpetu. Remontó enseguida del séptimo puesto de la parrilla a la tercero y hasta llegó a liderar, pero hizo la carrera del cangrejo y se fue hacia atrás. Una jornada para olvidar la suya, todo lo contrario que para Dovizioso, Maverick y Petrucci, tres ganadores a su manera en el precioso Mugello.

0 Comentarios

Normas Mostrar