Valverde en la pizarra: sólo en Valencia probó el 4-3-3

BARCELONA

Valverde en la pizarra: sólo en Valencia probó el 4-3-3

Valverde en la pizarra: sólo en Valencia probó el 4-3-3

JUAN FLOR

DIARIO AS

Aunque su sistema preferido ha sido el 4-2-3-1, utilizó el esquema tradicional del Barça en sus meses en Mestalla. En Villarreal probó sin éxito el 4-4-2.

Si algo queda claro de la carrera de Ernesto Valverde como técnico es que no es un fundamentalista de los sistemas. Un repaso a la trayectoria por los últimos equipos del Txingurri revela flexibilidad. Un entrenador que se adecua a los tiempos del fútbol y a las características de sus jugadores. Sin duda, su llegada al Barça genera una expectación lógica en un club que cultiva tanto la táctica y un tipo concreto de juego desde la llegada de Cruyff. El 3-4-3 del Holandés Volador evolucionado al 4-3-3 de Van Gaal, Rijkaard, Guardiola, Tito y Luis Enrique se ha patentado y ya es marca registrada. Y si alguien lo ha violado (Robson, Serra Ferrer, Antic) ha sido puesto desde el principio en el punto de mira.

Por tanto, si la primera inquietud del barcelonismo es saber si Valverde jugó alguna vez en sus equipos en la Liga con 4-3-3 la respuesta es que sí. Lo probó, y con cierto éxito, durante su estancia en el Valencia en la temporada 2012-13. Ahí se apoyó en la presencia de Albelda como stopper y de Tino Costa y especialmente Banega como interiores. Con el argentino, siempre díscolo pero gran jugador, conectó a la perfección por su capacidad para hacer fluir el juego. Joao Pereira y Guardado hacían de laterales largos y Piatti daba amplitud por la izquierda a su equipo.

Pero es obvio que el 4-3-3 no ha sido el más utilizado por Valverde, mucho más cómodo aparentemente en el 4-2-3-1. Así logró llevar al Espanyol a la final de la UEFA en la temporada 2006-07 con laterales menos largos que en Valencia pero dos extremos desequilibrantes como Rufete y Riera, un mediocentro de destrucción (Moisés) y otro creativo y liberado como De la Peña. En el Athletic, Valverde ha sido capaz de levantar el único título de su carrera en España, la Supercopa con ese 4-2-3-1 en el que San José y Beñat fueron sostenes y organizadores, Muniain, Susaeta, Lekue o Williams se repartieron minutos en las bandas y Aduriz fue el delantero. El fichaje de Raúl García invitó a jugar en ocasiones al extremeño con un 4-4-2. A Valverde, buen jugador de la cantera, también le gusta promocionar la polivalencia. De Marcos o Lekue han sido ejemplos de futbolistas capaces de ocupar varias posiciones. En Aleix, Valverde podría tener un Lekue.

La peor experiencia de Valverde fue en Villarreal, donde por exigencias de plantilla, tal vez herencia de Pellegrini amante de jugar con interiores más que con extremos, se tuvo que organizar en un 4-4-2 en el que los laterales (Javi Venta y Capdevila) sí eran profundos, pero los volantes, Cazorla y Pires, jugaban por dentro. Arriba tenía dinamita (Rossi, Nilmar, Joseba Llorente). Pero no funcionó.

Los esquemas tácticos de Valverde

0 Comentarios

Normas Mostrar