Contra la magia de Messi no hay pizarra

Contra la magia de Messi no hay pizarra

Destrozo de dos líneas. Pellegrino se decidió por la defensa de cinco como era previsible y la colocó a la altura de la frontal. Por delante, otra de cuatro. Lo que parecía un muro de mármol fue cartón piedra cuando Leo Messi se metió entre ella en los tres primeros goles.

Profundo André. La lesión de Mascherano activó el plan André Gomes, que ya jugó esporádicamente como lateral en el Benfica. Disciplinado, subió con criterio en el 2-1.

'Misillesen'. Así se han bautizado los saques kilométricos del portero holandés (flojo ayer) con los que el Barça se quita de encima la presión alta de los rivales. Así también salió de apuros.

El último recurso: banda. Pellegrino hizo cambios (Camarasa y Sobrino) pero no modificó el plan. Sin embargo, no encontró a los laterales y buscó en los saques de banda largos su último recurso ofensivo. El Barça lo contuvo.

0 Comentarios

Normas Mostrar