presentado por
Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

Un golazo de Rashford y nada del Celta

Un golazo de Rashford y nada del Celta

El sueño del Celta se ha puesto difícil. Tendrá que ir a Manchester a ganar y, visto lo visto anoche, no es para ser muy optimistas. El United fue mejor de cabo a rabo. La lástima fue que un gran Sergio bien pudo haber dejado el partido en empate a cero, pero después de varias grandes paradas regaló su palo en un golpe franco y Rashford se la coló por ahí. Pero lo peor fue la sensación de superioridad, física, sobre todo, del United sobre el Celta. Ganó todos los duelos individuales, se llevó todas las pelotas divididas, desconectó al Celta del balón y de su propia hinchada, que apenas tuvo una pequeña fase, poco antes del gol, para creer.

Este United impresiona por su físico, pero sólo eso. Como equipo de Mourinho que es, no regala nada. Ninguna concesión a la belleza, pero sí el aire eficaz de un equipo que se siente seguro de su poderío. Pogba, Valencia, el incordiante Fellaini... Y Rashford, sobre todo, ese chico de 19 años criado en la cantera del club, que sigue produciendo, y al que hay que apuntar, con Mbappé, entre las grandes esperanzas del fútbol mundial para el futuro. Tiene estatura, velocidad, buena técnica, disparo. Sergio le sacó uno tremendo en la primera parte. En ausencia de Ibrahimovic, luce más, acepta el protagonismo. Va para grande.

La única noticia buena es que el Celta no podrá jugar tan mal en Old Trafford. Ayer pagó la presión, los nervios, le pudo el imponente prestigio del Manchester. Pero ahora tiene una semana para digerir lo ocurrido y encarar la vuelta de otra forma. El resultado es malo, pero un 1-2 lo voltea. ¿Por qué no creer? Hemos visto un mal partido del Celta, pero le hemos visto hacerlos muy buenos muchas otras veces, sabemos lo que este equipo tiene dentro. Anoche mismo hubo diez minutos (justo antes del gol) en los que consiguió sacar la cabeza del agua y hasta rozó el gol en un par de ocasiones. Queda una semana para reconstruir la confianza.