La amenaza de Simeone si el Madrid juega con rombo

La amenaza de Simeone si el Madrid juega con rombo

Poder a poder. Real Madrid y Atlético asisten al derbi bajo las coordenadas clásicas con independencia de los onces que presenten. Los de Zidane asumirán la responsabilidad de tomar la manija del partido y los de Simeone aguardarán su ocasión sin renunciar a nada. Se reconoce, posiblemente, a Isco como titular en un rombo reconvertible por momentos. Este sistema tiene su inconveniente como se advirtió ante el Bayern en el Bernabéu...

Carril izquierdo. Alaba tuvo a su disposición toda la banda en aquel encuentro. Modric no llegaba a tiempo y Carvajal tenía que atender los escarceos del austríaco, además de fijar a Ribéry. Simeone lanzará a Filipe Luis (96 regates, el defensa líder en este registro en Europa), clave en el metraje de la película ofensiva del Atleti.

El otro lateral. La réplica del Madrid se orquestará, principalmente, por el otro costado. La asunción definitiva de Cristiano como delantero licenciará toda la banda para Marcelo (tres goles y 12 asistencias este curso). El brasileño medirá al lateral de circunstancias del Atlético, sea Lucas o Savic. Ante el primero forzará situaciones de línea de fondo al ser zurdo el rojiblanco. Podría sufrir la salida de Marcelo por fuera. En caso de que Simeone opte por el montenegrino, se aprecia una ventaja considerable del madridista en el uno contra uno. El Atleti extremará su vigilancia con Carrasco y Gabi. Tampoco puede soltar a Carvajal en el otro perfil.

Pulso en el medio. Cada derbi supone una batalla en la medular. El partido del Valencia recuperó la mejor cara de Modric, pero dejó mal parado a un Kroos inerte. Los de Simeone mantienen su fisionomía con Gabi (nueve robos por choque), Saúl y Koke y proponen pases verticales a Griezmann y Gameiro. Un dato como prueba. El Madrid ha articulado 34 ataques más en la Champions, pero el Atleti ha disfrutado de tres ocasiones más.

Distinto molde. Las actuaciones individuales de Cristiano y Griezmann también dirimirán el resultado. El portugués está asentado en su nuevo papel de nueve. Nadie como él para moverse en el área (42 remates en la competición) y confundir a los centrales con sus desmarques. Los cinco goles al Bayern le avalan. Griezmann abarca más zonas del campo. Aparece en las alas, genera desde la mediapunta y decide en los metros finales.

Juego aéreo. El Madrid sólo pudo superar a Oblak en la Liga en una acción a balón parado resuelta por Pepe. Se vislumbra una superioridad madridista por alto. El conjunto de Zidane suma 38 goles de cabeza esta campaña por los 16 del Atleti. Los precedentes de Ramos también señalan la hegemonía blanca en este tipo de jugadas.

Pérdida y contra

Están prohibidas las entregas erróneas al inicio de las transiciones. El Atleti lo sufrió en el enfrentamiento liguero. Entre Carraco, Gabi, Saúl y Koke perdieron 65 balones. La imagen muestra cómo el Madrid armó un ataque letal tras un fallo en el pase de Gabi. Savic evitó el gol cantado de Cristiano.

Griezmann, primer defensa

Las jerarquías de trabajo en el equipo de Simeone no diferencian distintas categorías. Griezmann es el primero que defiende. El francés se asignó hasta seis robos en el último derbi, más que toda la BBC (recuperación sobre Benzema en la imagen). No olvida sus funciones sin balón.

0 Comentarios

Normas Mostrar