presentado por
Competición
  • Liga Colombiana II
  • Amistosos
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Final ATP World Tour
  • Fórmula 1
  • Liga Chilena
  • Colombia B - II
Amistosos
Lituania Lituania LIT

-

Nueva Zelanda Nueva Zelanda NZE

-

Campeonato Brasileño Serie A
At. Paranaense At. Paranaense APA

-

Botafogo Botafogo BOT

-

Final ATP World Tour
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
Liga Chilena
Colombia B - II
Real Cartagena Real Cartagena REC

-

Bogotá FC Bogotá FC BOG

-

Cristiano y Benzema como pareja

Cristiano y Benzema como pareja

Viendo el partido de Múnich tuve la impresión de que Cristiano está completando su evolución. Y la de que Zidane empieza a dar con la tecla para acoplar su ataque a las nuevas posibilidades de Cristiano. Para empezar, ahora Bale sí se retrasa, sí vemos por fin un 4-4-2. Ya el otro día, ante el Atleti, Bale apoyó mucho atrás. Lo volvió a hacer en Múnich. A cambio, apenas apareció por arriba. El miércoles, sólo un par de veces, en una subida por la izquierda y en un cabezazo que casi fue gol. El mérito es aportar abajo y arriba, como hace Lucas Vázquez, pero quizá lo de Bale mejore cuando por fin se recupere de tanta molestia. Confiemos.

Pero lo que se vislumbra es una buena pareja de ataque con Benzema y Cristiano. Los dos ocupando el frente del área, alternando el perfil. Benzema bajando algo más, en plan ‘nueve y medio’, mitad delantero centro mitad mediapunta, donde aprovecha su habilidad y su visión. Cristiano jugando más de lado a lado, buscando el remate. Está recuperando aquel tono habilidoso de sus inicios, cuando su juego era tan barroco que irritaba a Ferguson. Lo sacrificó por la potencia y la carrera, pero ahora que no tiene éstas puede extraer de su disco duro aquellos regates para situaciones apuradas en el área. Porque el remate lo tiene.

Me gusta esa pareja, y más ahora que Benzema está realmente bien. En Múnich confesó con sencillez redimidora que ha perdido cinco kilos. O sea, ha estado jugando como titular con cinco kilos más. Eso explica muchas cosas. Pero ahora que se los ha quitado no es cuestión de pasar cuentas, sino de celebrarlo. Él y Cristiano llevan tiempo jugando juntos, se aprecian, se conocen. Pueden hacer una gran dupla atacante, al estilo de la Gullit-Van Basten o, más cerca de aquí, la Butragueño-Hugo. Eso sí: hará falta que Bale vaya y venga en un 4-4-2 en el que el medio campo se vea más poblado. De momento está en ello. Si no, hay quienes lo pueden hacer.