presentado por
Competición
  • Champions League

"¿El secreto de Ramos? Seguía entrenándose con Beckham..."

REAL MADRID I PAULO CAMPOS

"¿El secreto de Ramos? Seguía entrenándose con Beckham..."

Paulo Campos, ayudante del entrenador brasileña Vanderlei Luxemburgo, desvela el secreto de Sergio Ramos: "Se quedaba con Beckham, Casillas, Ronaldo..."

VICTOR FRAILE

REUTERS

"...Iker y Ronaldo. Su timing es extraordinario", dice el ayudante de Luxemburgo, con el que Sergio debutó en el Real Madrid.

El brasileño Paulo Campos, asistente del ex entrenador del Real Madrid Vanderlei Luxemburgo, desveló en ESPN los secretos de Sergio Ramos para marcar tantos goles definitivos a balón parado. Fichado del Sevilla en 2005, Ramos debutó con Luxemburgo y Campos, pero no marcó curiosamente su primer tanto de madridista (cómo no, de cabeza y a la salida de una falta) hasta justo dos días de que el Luxa fuera destituido del banquillo de Chamartín. El brasileño fue despedido el 4 de diciembre de ese año y Sergio anotó en Atenas, ante el Olympiacos, el día 6.

Campos afirma que Luxa dio el OK a la llegada del defensa camero: "Cuando se le mostró el nombre de Sergio Ramos, Vanderlei aprobó su contratación. Fue una gran apuesta de futuro y nada más llegar a Madrid nos dimos cuenta de que era un gran tipo y un soñador con mucha ambición. Ramos quería crecer en su carrera y ayudar al equipo en todo. Defender, correr, presionar... Se trata de un futbolista muy inteligente y trabajador".

El asistente desgrana las claves para el crecimiento de Sergio como futbolista y, sobre todo, como implacable finalizador: "Cuando el entrenamiento terminaba se quedaba con Casillas, Ronaldo y Beckham para tirar faltas, rematar y seguir entrenando esas cosas. Lo hacían al menos durante tres veces por semana y 40 minutos después de terminar cada sesión. Siempre quería estar aprendiendo de estos cracks, tuvo esa formación de alto nivel".

Luxemburgo da indicaciones a un joven Ramos durante un entrenamiento del Real Madrid.

Y repasa su técnica como rematador: "No es demasiado alto, pero tiene un timing extraordinario y es muy inteligente. Su salto vertical es increíble, parece que sabe siempre dónde va a caer la pelota. Se anticipa en sus movimientos, ataca el balón, no es que caiga donde está él. Existe esa frase de "estar en el momento justo a la hora justa", pero con Sergio no es exactamente así. Parece que és la pelota el que lo busca, pero es él el que busca la pelota".

"¿Pararle en los balones parados? Dificilísimo. Si fuera el entrenador rival sabría que Sergio siempre será el primero al que busquen en el área. Hay otros jugadores de calidad extrema como Cristiano, Benzema, Pepe... Pero Ramos es la referencia. Hay que colocar un hombre pegado a él y otro buscando que la bola no le llegue. Intentaría que se mueva poco dentro del área, pero se haga lo que se haga es difícil de pararlo de cualquier manera", añade el ayudante de Luxa.

Campos no repara en elogios: "Ramos llegó con humildad, pero sabiendo su potencial. Noté que él estaba muy atento a los que decíamos y manteniendo un ojo en los galácticos. Eso demuestra su voluntad de aprender, tenía oídos para todo". Tenía una personalidad muy fuerte, pero sabía por donde pisaba. Siempre estaba jugando contra Ronaldo, Robinho, Beckham, Zidane, Raúl, Guti... ¡Mira contra quien se enfrentaba todos los días! Eso le hizo crecer en un corto espacio de tiempo".

"Jugar al principio fue difícil para el, debido a que coincidía en sus posiciones con veteranos como Míchel Salgado de lateral, Helguera de central y Gravesen de volante. Pero Vanderlei le dio la máxima confianza posible", concluye el carioca.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar