VUELTA PAÍS VASCO

Alejandro Valverde vuela y se queda con la vuelta al País Vasco

Triplete de Vueltas para el murciano, que voló en el explosivo final de la crono, desde Soraluze. Contador, dolorido en los codos, era el mejor en el tramo inicial. Roglic ganó la etapa y podio final de Ion Izagirre

Eibar
0
Alejandro Valverde vuela y se queda con la vuelta al País Vasco
Javier Etxezarreta EFE

Valverde se ha calado la primera chapela de su carrera en la Vuelta al País Vasco. Nadie le frena en este inicio de año descomunal en el que ha acaparado Costa del Sol, Volta y País Vasco. Tres Vueltas seguidas, algo histórico. Lleva ocho triunfos en este inicio de curso y 106 en su carrera. Contador se queda sin el récord de cinco txapelas. El grito del maillot amarillo desgarró el cielo en Eibar: "Bieeeeeen"; le escucharon por toda Euskadi. Hasta rozó el triunfo de etapa en una crono espectacular, en el que metió la friolera de 14 segundos al pinteño desde el alto de Soraluze (¡en 6,7 kilómetros!) y 20 en total. No es humano: pensar en esa explosividad final en un tipo que hace 37 años este mes es de marcianos. Y además se le bajó la punta del sillín en la parte final, "pero da igual", reía. La afición vasca está enamorada del espectáculo que da este hombre. La etapa se la anotó Roglic, con 35:58, nueve menos que Alejandro y con Izagirre a 15 segundos, Contador a 23 y De la Cruz a 34. La general encumbra a Valverde, con Contador a 17 segundos y tercero a Ion Izagirre otra vez podo Itzulia a 21. Una de las pocas pruebas que quedan en el palmarés del hambriento ciclista murciano ya está en el saco.

En el alto de Elgeta había mucha sustancia. Contador optó por salir con una bicicleta convencional, frente a la tendencia de todos los favoritos con la cabra y rueda lenticular trasera. Al avistar la pancarta de alto de la montaña, a 5,7 kilómetros de la salida, cambió por la montura; perdió unos segundos pero la mudanza fue rápida. Barguil también copió esa estrategia. Buscó Alberto agilidad al ponerse de pie, fue con mucho desarrollo y el tren superior más erguido, trabajando con el lumbar; luego contrarrestó ese esfuerzo con la bicicleta de especialista.

En el alto de Elgeta, Contador volaba gracias a esa estrategia: 15:10, por 15:25 de Valverde y Henao. El murciano no se relajaba: iba hacia Bergara y en la salida rozando algún quitamiedos, para salir mejor enfilado. En el alto de Soraluze Contador marcaba 27:48, y Alejandro aún no le echaba el aliento (a 14 segundos). La última parte es explosiva y en ese tipo de terrenos se exprime muy bien el corredor de Movistar. Se fue comiendo el asfalto. Alberto había perdido la fluidez de pedaleo, en el repecho quiso tirar más de fuerza, pero no encontró el ritmo de su gran rival.