Messi, Neymar y Cristiano: tres causas fiscales diferentes

BARCELONA

Messi, Neymar y Cristiano: tres causas fiscales diferentes

Messi, Neymar y Cristiano: tres causas fiscales diferentes

FERNANDO ZUERAS

DIARIO AS

Así están los tres casos, después de las insinuaciones de Piqué: Cristiano regularizó su situación voluntariamente y los culés han sido juzgados.

Las afirmaciones de Piqué después del España-Francia han encendido el debate futbolístico en el país. "No tengo nada contra los jugadores del Madrid, pero lo que no me gusta de ese club son otras cosas. No me gusta ver en el palco del Bernabéu a la persona que imputó a Messi o a Neymar. No me gusta ver en el palco del Madrid a las personalidades que hay que mueven el país”. Piqué pudo hacer esta afirmación (aunque no nombró a nadie en concreto) en referencia a la Abogada General del Estado, Marta Silva Lapuerta, habitual en el palco del Bernabéu y que fue directiva de la Junta del Madrid en la primera etapa de Florentino Pérez en la presidencia del club blanco. "Lo que no me gusta del Madrid es su palco, los hilos que se mueven allí; imputaciones a Messi, Neymar...nada a Cristiano. Esto ha sido así siempre...".

En su argumentación, Piqué mezcla tres casos de jugadores que han tenido problemas con Hacienda. Los dos primeros, Messi y Neymar, han sido juzgados porque la Fiscalía vio indicio de delito. El tercero, el de Cristiano, no terminó en los juzgados porque la Fiscalía no entró de oficio, ya que el jugador del Madrid había regularizado su situación con el ente público de manera voluntaria, y entregó toda la documentación que le fue requerida al respecto. También, porque aún sigue en proceso de inspección y hasta junio no se tendrán más noticias. La que sigue es una breve explicación que aclara cada caso:

El Caso Messi

Piqué señala a Marta Silva Lapuerta para explicar que se juzgara a Messi. Silva Lapuerta fue la primera mujer Abogada General del Estado y fue directiva del Madrid de Florentino de 2000 a 2006. Cuando Marta Silva estaba al mando de la Abogacía del Estado (ahora ha sido sustituida por Eugenio López Álvarez), este organismo tuvo un papel fundamental para que se reabriera el Caso Messi y fuera juzgado y condenado a 21 meses de prisión. El abogado del Estado personado en la causa definió incluso la conducta del jugador como “mafiosa”, lo que hizo temblar el mundo culé.

Messi fue juzgado en la Audiencia Provincial de Barcelona y fue condenado a 21 meses de prisión por tres delitos fiscales, por defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009, consecuencia de no haber tributado en España los ingresos de 10,1 millones percibidos por los derechos de imagen del delantero durante ese periodo.

Messi regularizó su situación con Hacienda pagando cinco millones en 2013, pero lo hizo cuando la imputación ya había comenzado, y no antes, como Cristiano, que lo hizo voluntariamente, que tributó cuando debía hacerlo y que regularizó su situación y entregó todos los papeles que tenía cuando se los requirió la Agencia Tributaria en primera instancia.

El Caso Neymar

En un primer proceso, la Audiencia de Barcelona condenó al Barça y al jugador, el pasado 14 de diciembre, a pagar una multa de 5,5 millones de euros por dos delitos fiscales en la operación del fichaje del propio Neymar. La Fiscalía, la Abogacía del Estado y los abogados el club pactaron durante el proceso. Con el pacto, el Barça admitía delitos fiscales en los ejercicios de 2011 y 2013 en la operación del fichaje, mientras que el presidente Bartomeu quedaba exonerado.

El problema para Neymar, su padre y Bartomeu es que en febrero de este año la Audiencia Nacional (no la Provincial) confirmaba el procesamiento por estafa en el fichaje del crack. Lo hacía en virtud de una querella presentada por el fondo de inversión DIS en el mes de junio de 2015. Esta entidad, filial del grupo Sonda, dedicada a varios sectores como los supermercados y las gasolineras, poseía el 40% de los derechos federativos del jugador brasileño cuando este jugaba en el Santos de Sao Paulo. DIS denunció haber sufrido un perjuicio económico por el contrato de 40 millones de euros que firmó el Barça con él en 2011 para amarrar su fichaje antes de que pasara a ser agente libre. El mayor de los problemas judiciales para el Barça en el caso Neymar proviene, por tanto, de una denuncia efectuada desde Brasil que terminó en la Audiencia Nacional.

El Caso Cristiano

La información sobre su presunta evasión fiscal salía a la luz por la investigación de los medios que integran el consorcio EIC tras seis meses de trabajo y examinar 18,6 millones de documentos obtenidos a raíz de una filtración u obtención ilegítima de información por parte de Football Leaks a la revista Der Spiegel. El Mundo fue quien publicó la información en España. Este diario publicaba que desde principios de 2009, justo antes de llegar al Madrid, Cristiano resguardó el dinero percibido por sus derechos de imagen en varias empresas de las Islas Vírgenes, un paraíso fiscal en El Caribe, siguiendo un entramado de compañías opacas sin actividad real ni empleados y que operaban a través de testaferros.

Según El Mundo, de 2009 a 2015, fue la empresa opaca Tollin Associated la encargada de proteger 74,8 millones de ingresos publicitarios. Posteriormente, otras dos empresas con sede social también en Las Islas Vírgenes (Adifore Finance y Arnel), compraron a Cristiano sus derechos de imagen hasta 2020 por otros 75 millones. Main Capital, compañía relacionada con Peter Lim, socio de Mendes, hizo la operación. Todo el dinero acabó en una cuenta suiza del jugador, que sólo pagó al fisco español 5,6 millones, el 4% del total.

A raíz de ese hecho, el 3 de diciembre de 2015 Hacienda inició una inspección al jugador por posibles irregularidades en los ejercicios de 2011, 2012 y 2013 en su declaración del Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR).

El entorno de Cristiano se defendió de las informaciones mostrando un documento. Era un certificado de la Agencia: "Certifica que, conforme a los datos que obran en la Agencia Tributaria, el solicitante (...) se encuentra al corriente de sus obligaciones tributarias". Ante el revuelo mediático, el secretario de Estado de Hacienda, Fernández de Moya, confirmó que el organismo investigaría a Cristiano, algo que ya estaba haciendo. La Fiscalía no ha denunciado todavía al jugador, ya que su inspección no ha finalizado. Aparte de esto, según trascendió de su entorno, ya pagó cuando le tocaba hacerlo grandes cantidades al fisco para regularizar su situación y mostró toda la documentación que le requirió Hacienda sin ocultar nada, no como Messi, que regularizó la suya después de la imputación de la Fiscalía, con el juicio ya en curso.

0 Comentarios

Normas Mostrar