Récord: 9 jugadores ya han firmado partidos de 50 puntos

NBA

Récord: 9 jugadores ya han firmado partidos de 50 puntos

Récord: 9 jugadores ya han firmado partidos de 50 puntos

Repasamos las actuaciones de los 9 protagonistas de esta marca: Devin Booker, Russell Westbrook, Harden, Anthony Davis, John Wall, Isaiah Thomas...

Devin Booker se convirtió en el noveno jugador que esta temporada firma un partido de más de 50 puntos, nuevo récord en la NBA. Hasta el momento ha habido 96 partidos de 40 o más puntos, 30 de 45 y 12 de 50. Repasamos las actuaciones de +50 del curso.

Devin Booker (Phoenix Suns). El de los Suns se convirtió en el jugador más joven en alcanzar los 70 puntos (el 24 de marzo ante los Celtics), aunque el tercero en anotar 50, por detrás de Brandon Jennings y LeBron James. El escolta pasó de firmar un 22/81 en los últimos  cuatro partidos (27% de efectividad) a un 21/40 (52,5%) ante los Celtics.

Klay Thompson (Golden State Warriors). La mitad de los Splash Brothers se fue hasta los 60 puntos en el triunfo arrollador de su equipo  ante Indiana (142-106). Thompson se convirtió en el primer jugador en la historia de la NBA que alcanzaba esta cifra jugando menos de 30
minutos (estuvo en pista 29:03). El récord lo tenían Kobe Bryant, Malone y George Gervin, que jugaron 33. Era también su récord de anotación: firmó 13/19 en tiros de dos, 8/17 en triples y 10/11 en tiros libres.

Russell Westbrook (Oklahoma City Thunder). Hace un par de semanas los Thunder perdieron ante los Blazers (121-126), a pesar de los 58 puntos del base. Era la mejor anotación en su carrera para Mr Triple-doble que aquel día se quedó en sólo 3 rebotes y 9 asistencias.  Westbrook entró en el último cuarto con 41 puntos, pero falló 9 de sus últimos 15 lanzamientos y cuatro de ellos en los 85 segundos  finales. Westbrook fue protagonista de otro partido de 50 puntos. Aún en octubre, anotó 51 frente a los Suns. Fue, precisamente, su primer  triple-doble del curso (repartió 10 asistencias y 13 rebotes).

DeMarcus Cousins (Sacramento King). El ahora pívot de los Pelicans anotó 55 en una noche loca. Con empate a 119 y 35 segundos por jugarse, forzó un 2+1 ante Plumlee. En la celebración su protector bucal acabó con el banquillo visitante y los árbitros le señalaron una técnica. Era la segunda y debía abandonar el campo pero, revisada la jugada, el pívot volvió a pista para anotar el tiro libre. DeMarcus jugó algo más de 41 minutos y acabó con 17/28 en tiros de campo y 16/17 desde la línea de personal.

James Harden (Houston Rockets). El base se convirtió anoche en el tercer jugador en la historia de la competición que alcanza los 2.000 puntos y las 800 asistencias y por algo es el segundo mejor anotador de la competición. Cerró el año (31 de diciembre) con un partido
sorprendente: 53 puntos (9/16 en triples), 16 rebotes y 17 asistencias. Harden se convirtió en el primer rocket desde que se cuentan los robos que logra un 30+10+10+5. Hubo otro partido en el que La Barba alcanzó la cincuentena: a finales de enero en Philaldelphia. Aquel día acabó con 51 puntos, 13 rebotes y 13 asistencias. 16 de sus 28 lanzamientos fueron canasta y desde la personal sólo un error (13/14).

Jimmy Butler (Chicago Bulls). El de los Bulls se disfrazó de Jordan para tumbar a los Hornets (118-111) a principio de año. Con 52 puntos, 62,5% de acierto en tiros de campos y 21/22 en libres, Butler se convirtió en el segundo jugador en la historia de la franquicia de Chicago que firmaba más de un partido de 50 puntos. El otro, por supuesto, fue Jordan.

Anthony Davis (Pelicans). El ala-pívot fue el MVP del All Star con 52 puntos (pulverizó el récord de Wilt Chamberlain, que había anotado 42), pero ya sabía esta temporada qué se siente al alcanzar los 50. Lo hizo en el primer partido de la temporada ante los Nuggets, con derrota de su equipo (102-107), pero con el mejor partido inaugural desde 1989. Nadie había alcanzado los 50 tantos desde Michael Jordan aquel año.

John Wall (Washington Wizards). El base acabó con 52 puntos, el tope en su carrera, pero los Wizards cayeron ante unos Magic al alza (116-124). Wall anotó 33 puntos en la segunda parte y acabó con una carta de tiro de 18/31 en tiros.

Isaiah Thomas (Boston Celtics). El pequeño genio tumbó el solito a los Heat (117-114) con 52 puntos. Thomas firmó un último cuarto nunca visto en los Celtics ya que 29 de los 35 puntos de Boston llevaron su firma. Superaba los 24 de Larry Bird (1983) y Todd Day (1995). Thomas acabó con la cuarta mejor anotación de un jugador celtic en la historia de la NBA. El récord lo tiene Bird con 60

0 Comentarios

Normas Mostrar