Infantino juega ante Trump la carta de Marruecos y España

Infantino juega ante Trump la carta de Marruecos y España

Infantino se ha venido arriba ante Trump. Le advierte que Estados Unidos va a tener imposible organizar el Mundial de 2026 si insiste en su política migratoria. Ya sabemos que Trump ha paralizado la concesión de visados a ciudadanos de seis países de mayoría musulmana (Irán, Libia, Somalia, Siria, Sudán y Yemen) alegando  una indiscriminada amenaza a la seguridad nacional. El presidente de la FIFA le ha recordado a Trump que una de las reglas para ser sede de la Copa del Mundo es permitir la entrada a las delegaciones y aficiones no sólo de los países clasificados, sino a los de todo el mundo. Un tío valiente Infantino. Valiente y con un comodín.

La sede del Mundial 2026 se elegirá por votación de los 209 presidentes de las federaciones nacionales en mayo de 2020. Para entonces es posible que Trump siga siendo presidente de los Estados Unidos y poco probable que haya cambiado el paso con sus políticas, sobre todo con las migratorias. No hay tiempo para cambiar eso en tres años. Sí que lo hay para que se presente una candidatura alternativa a la de Estados Unidos. Una candidatura que representa todo lo contrario de lo defiende Trump. Una candidatura integradora.

La quieren armar Marruecos y España, y su idea es invitar a Portugal, país que aún no lo sabe. En esta propuesta se mezclarán las culturas árabe y europea, cristianos y musulmanes, países más pobres y más ricos. Será el primer Mundial con 48 selecciones, y habrá 16 sedes en la fase de grupos. Se verán partidos en Tetuán, Madrid, Lisboa, Casablanca, Sevilla, Oporto, Rabat, Barcelona... Desde aquí sabemos que los reyes de Marruecos y España están por la labor. Si a ellos se suma una República, la de Portugal, sería la guinda. 


0 Comentarios

Normas Mostrar