El lateral derecho, un problema al que llega tarde Luis Enrique

BARCELONA

El lateral derecho, un problema al que llega tarde Luis Enrique

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique.

Quique García

EFE

El vestuario advirtió a Luis Enrique de que Sergi Roberto no podía aguantar todo el curso como titular, pero la lesión de Aleix frustró la solución. Ahora todo son prisas.

La salida de Dani Alves provocó un boquete en la defensa del Barcelona al que Luis Enrique, tras el fiasco de Douglas, creyó encontrar solución reciclando a Sergi Roberto como lateral. El apaño funcionó más que bien durante la primera parte de la temporada, pero la falta de confianza en el relevo (Aleix Vidal) por parte del técnico acabó por desgastar demasiado a un jugador que no está acostumbrado a jugar en esa demarcación.

Los primeros que se dieron cuenta de que Sergi Roberto no podía jugar tantos partidos seguidos como lateral sin que su rendimiento se resintiera fueron sus propios compañeros. Algunos de los pesos pesados del equipo llegaron a comentar con el propio Luis Enrique y miembros de su equipo técnico la necesidad de que Aleix fuera entrando en las alineaciones. Consideraban que por una parte eso sumaría un hombre más a la causa y por otra, daría descanso a un sobrepasado Sergi Roberto.

Luis Enrique hizo oídos sordos a esa advertencia y siguió con el plan de Sergi Roberto, a veces incluso probó con Mascherano, antes que dar entrada al equipo a Aleix. Hasta que no hubo más remedio y tras unos malos partidos del barcelonés, Vidal entró en el equipo con buen pie y sorprendiendo a propios y extraños con una actuación especialmente efectiva en ataque dando asistencias y marcando dos goles. Pero el plan se fue al garete en Vitoria con la grave lesión que le ha dejado fuera de los terrenos de juego hasta final de temporada.

De nuevo, Sergi Roberto se encontraba solo para defender una posición que no es la suya, agotado y sin sustituto. Al aviso se le había hecho caso demasiado tarde.

Ante esta situación, ahora todo son prisas. La secretaría técnica del equipo medita la contratación de urgencia de un lateral dando la baja a Vidal. Se contactó con el Eibar para sondear la cesión de Andrés Capa sin resultado y se observan con interés las opciones del jugador del Málaga Rosales y del deportivista Juanfran.

No obstante, ninguno de estos jugadores podría jugar ni la final de Copa ni la Champions en caso de que el Barça levantara la eliminatoria ante el PSG. Desde el Barcelona consideran que si como por desgracia parece, el equipo pasa a jugar un partido a la semana, Sergi Roberto puede regresar al nivel de principio de temporada como lateral y lo más probable es que se siga con este plan hasta final de temporada y buscar en verano un lateral contrastado. Héctor Bellerín, del Arsenal pero formado en las categorías inferiores del club, es el que más gusta, pero su contratación supondría un enorme desembolso por un jugador que se crió en La Masia. Una nueva prueba de que algo falla en la planificación del fútbol base, donde, como pasó en el primer equipo, los avisos siempre llegan demasiado tarde.

0 Comentarios

Normas Mostrar