Temas del día Más temas

El cesarismo de Simeone está en juego

El cesarismo de Simeone está en juego

Partido de mucha miga esta noche. Tengo la impresión de que para el Atlético es una encrucijada. Más allá de lo que ocurra en la eliminatoria, necesita ganar este partido y recuperar la imagen convincente de no hace tanto. Se está distanciando en la Liga, donde ya el objetivo se queda en ser tercero y no es fácil. El último partido lo jugó rematadamente mal. Después de cinco años, aparecen unos primeros signos de agotamiento de la fórmula. El cesarismo de Simeone, que levantaba un dedo y todos le respondían como ‘gurkas’, empieza a estar en duda. El gesto de Carrasco el otro día no lo hubiera hecho ninguno sólo un año atrás.

Simeone presumió ayer con justicia de seis semifinales en cinco años. Cinco años bárbaros, que incluyen un título de Liga y dos finales de Champions en las que llevó al Madrid a la agonía. La duda es si aquello sigue vivo o si el ciclo termina. Esta noche, con la motivación del Barça y la perspectiva de un título a tres partidos, podría darse que viéramos otra vez al Atlético de hace tan poco tiempo, y que empezamos a añorar. Aquel Atlético anterior al gesto de Carrasco, anterior a las dudas de Gabi, anterior, en fin, al desmayo de Simeone tras la derrota de Milán. Aquel Atlético de todos a una, con Simeone como césar incontestado.

La ocasión merece la pena. El Barça llega a este partido pensando también que tiene difícil ganar la Liga, ahora que el Madrid se le ha ido de nuevo, y que la Copa está a sólo tres partidos. Y tiene a Messi, Luis Suárez y Neymar, algo tremendo. Pero no tiene a Iniesta ni a Busquets, lo que complica su funcionamiento. Y al gran Barça de estos años le ha arrancado el Atlético una Liga, cara a cara, en el Camp Nou, y le ha eliminado dos veces de la Champions. Aquel Atlético era capaz de todo. El desafío de esta noche para el Atlético es convertir el partido en un reencuentro con aquel espíritu, recuperarlo de nuevo y volver a empezar.