Seguimos

Seguimos

La Selección Colombia Sub 20 tenía una sola meta. Clasificar ante los chilenos. Lo logró, abriendo un compás de espera, sobre su real capacidad de juego. Jugadores llamados, por sus antecedentes a ser fundamentales en el esquema de “Piscis”, todavía no aparecieron. Los casos de Juan Pablo Ramirez y Juan Camilo Hernández. Por eso no extrañó que en esta victoria, 1-0 sobre Chile, estuvieran por fuera. 

Hernández al final ingresó por el cansancio de Díaz, un puntero izquierdo muy hábil, así en varias ocasiones insistente en pasar por donde no podía. Hernández tuvo dos opciones. Una que salió cerca a la base del poste derecho chileno y el otro, entrando de frente al arquero, rematando con debilidad y sin sentido. 

En cambio lucieron en plenitud de facultades y concentración, tres jugadores. Arias, el arquero de buenos reflejos y reacción, apegado si al vicio de tanto arquero profesional. Sacar largo, creyendo generar juego para sus delanteros, cuando lo real es servirle a los zagueros rivales una opción para rechazar. 

En segundo lugar Atuesta, el capitán. Un volante que sabe llegar a zona de remate, estrelló inclusive un balón en el vertical, pero con dedicación en marca y apoyo por la zona derecha de Chaverra. Creo que en el balance general, se convierte en el jugador de mayor regularidad de este grupo.

El otro Ever Valencia. Dos goles suyos, significaron seis puntos. Ante Brasil con soberbio tiro libre y en este partido, una viveza a los cuatro minutos para alentar la clasificación que finalmente se dio. 

Lo extraño del juego, fue el espejismo creado con ese gol. Porque era liberar la presión de los jugadores en su necesidad de triunfo y considerar que vendrían más anotaciones. No se si es coincidencia y cosa rara la que vienen soportando nuestros delanteros. Los de mayores, como se vivió ante Brasil, se embolatan al momento de definir. No es únicamente Borja y Berrío, sino los de más nombre. Citar a Bacca y Teo y al mismo Falcao, les cuesta mucho anotar, definir. Es una epidemia o algo similar. 

Volviendo a la historia de la Selección Sub 20, así se cometan errores en el orden defensivo, da la sensación de poder salir hacia adelante y con fútbol. En eso Obregón, Díaz, trabajaron bien apoyados por Rojano y Atuesta. Al no estar Ceter, la apuesta era por Gómez, que no llenó las exigencias de delantero goleador. Al menos en este torneo. 

Bien que mal, con varios reparos en el funcionamiento, la Selección bien puede pensar en el Mundial próximo. ¿Por qué no? Hay premios suficientes, rivales más duros, aunque el correr de los minutos va fortaleciendo al grupo, por los resultados mismos. 

Seguimos en la brega y el anhelo de contar con Ramirez y Hernández en mejor momento. Seguimos...

0 Comentarios

Normas Mostrar