Un equipo lleno de orgullo

Un equipo lleno de orgullo

Este Celta es un homenaje a la fe, a la lucha, a la entrega. Un equipo que convierte lo imposible en cotidiano. Han sido los primeros en hacer hincar la rodilla a Zidane en una eliminatoria y eso no es producto de la casualidad. Desde el primer minuto hasta el último. Incluso cuando el Madrid amenazaba con la muerte en su ya mítico minuto noventa y Ramos, los jugadores se dejaron la piel en cada balón, olvidando el miedo a tirar por la borda el sueño de 180 minutos en el último suspiro. Porque su orgullo les impide rendirse.

Es cierto que todo le salió de cara. Sergio fue el primer héroe, con una mano salvadora ante Cristiano. El autogol de Danilo fue un accidente buscado, por el ímpetu de Guidetti y Aspas, dos puntas con tanta calidad como coraje. Por algo son ídolos del celtismo. Todos estuvieron inmensos y la fortuna les sonrió. ¿La suerte del campeón?

0 Comentarios

Normas Mostrar