Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
Actualizado a

Empataron sin goles Medellín y Santa Fe. Pero resultó interesante ver al menos perfiles distintos en el estilo de juego. Vamos por partes: Medellín en la era de Leonel, dependía excesivamente de la iniciativa de Marrugo. Por eso se notaba tanto, transportando el balón y circulando por la zona central del campo.

Con el ingreso de Juan Fernando Quintero, quien a la larga, fue quien más se acercó al arco de Castellanos, incluyendo tiro libre y un amague buenísimo para desacomodar al arquero, se encargó de liberar, en el mejor sentido de la obligación de Marrugo para organizar y aprovechar a los delanteros. Tal vez el ritmo fue mucho más lento en el rojo paisa, justamente por el manejo de pelota de Quintero. 

Lo que si no varió, fue el relevo cantado de Luis Carlos Arias. Leonel lo hacía y Zubeldia, lo repitió una vez más, para convertirse en punto coincidente. 

Santa Fe, sin Jonathan Gómez y Osorio Botello, se apuntó a otra manera de jugar. El volante creador Daniel Buitrago, zurdo, alteró la manera de atacar en el 2016. Más retención de pelota, intentos para poner a correr en zonas libres a Anderson Plata y al ineficaz Valencia. Con Gómez el equipo fue siempre más frontero en el juego y más rápido en la transición .Lo demás se mantuvo en el esquema defensivo, sólido de acuerdo al pensamiento de Costas. 

De los nuevos, ya mencionamos a Buitrago, Johan Arango, escaso tiempo para mostrar la condición que tiene y parece si, requerir de continuidad. Me gustó Stracquilarsi, porque ingresó a mostrar fuerza, sacrificio, bajando a ayudar en tiros libres a sus compañeros. Metió un buen cabezazo, una de las escasas aproximaciones cardenales, por ahí efectuó un pase extraño y recursivo y de paso, después de recibir de entrada patada de Jorge Arias, tomó revancha por idéntico camino y ambos fueron teñidos con la amarilla. Sin ser adivino, creo que muy por encima de Di Vanni y Falcón si va a estar. Temperamento le sobra y el miedo en el área no lo inhibe. 

Los dos equipos trocaron su forma de jugar. Es probable que no sea el mecanismo definitivo para el 2017. Quintero dibujó forma diferente del juego para el Medellín y Costas tendrá necesidad de elegir el grupo de volantes. Más punzante era el cuadro con Gómez. 

Buitrago ofrece otra alternativa, más futbol pausado, lento si se quiere y aunque pisó el área en dos oportunidades, será importante donde entienda como explotar la velocidad y arranque de Plata y quien sea el compañero en el ataque. 

No hubo goles, es cierto. Se palpó otro estilo en ambos. Será bueno en la medida que lleguen los triunfos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?