Los cambios que se avecinan

Los cambios que se avecinan

El futbol y la reflexión. El fútbol que viene preocupa, al menos debería ser objeto de profunda reflexión. Se sabe que FIFA dirige y no pregunta demasiado. Infantino, el nuevo jefe, que cae bien a la estrella futbolera, pretende dejar sello en su mandato. Su primera gran “machada” es el Mundial de los 48 equipos y los grupos de tres. Cada día parece más evidente que 2026 puede ser “el año 0” del nuevo fútbol. Ejemplo claro es el decálogo de Van Basten para el Mundial de ese año, solo un boceto por el momento, pero proposición que sale de un miembro firmado para aportar materia gris. No se trataría de una evolución, más bien hablamos de ponerlo directamente patas arriba. Adiós al fuera de juego, penaltis tipo los de hockey sobre hielo, exclusiones como en el balonmano... Tampoco estuvo mal el experimento con fuego del videoarbitraje en el Mundial de Clubes. Se anuncian nuevos tiempos. Virgencita, virgencita...

Berizzo y Sampaoli fieles a Bielsa. Si tienen oportunidad, busquen la charla que Gustavo López mantuvo con Sampaoli en Movistar. Fanático de Bielsa, confesó que prefiere no conocerlo en persona para no alterar su visión sobre el mito. En el campo aplica una versión aún más loca del Bielsismo, modifica el libreto sin renunciar al vértigo. Sea con línea de tres centrales, con dos puntas o sin claro nueve. Berizzo sí conoce a Marcelo, fue su segundo en Chile, confiesa que es su maestro. Vean cómo juega su Celta, una versión más parecida a la ofrecida por el Athletic de las dos finales en 2012, más clásica, de menor dosis de frenesí, pero siempre de buen futbol. La biblia es la misma, su interpretación varía, pero da gusto ver jugar a Celta y Sevilla. Dos aventajados de Bielsa que elevan la calidad de nuestra Liga. No es casualidad que ambos derrotaran al Real Madrid recientemente.

Se viene Gaitán. Por fin asoma la calidad de Nico Gaitán. Si Simeone se encabezonó en su fichaje, por algo será. Lleva una racha buena de partidos, cierto que aún no ha roto a jugar, pero se adivina entendimiento con Filipe Luis en la banda izquierda. Un serio aviso para Carrasco. Si el argentino sigue evolucionando no descarten que Simeone vuelva a la versión más ofensiva del Atlético. En el Benfica era el líder creativo, su alianza con Griezmann puede ser clave en la segunda vuelta. El Atlético no atraviesa el mejor momento, pero tiene los dos pies en semifinales de Copa del Rey, un rival asequible en Champions y la tercera plaza de la Liga no tan lejos.

0 Comentarios

Normas Mostrar