presentado por
Competición
  • Europa League

Cristiano sufre de nueve

Cristiano sufre de nueve

Los premios no le han sentado demasiado bien a Cristiano en este arranque de año. El portugués sigue manteniendo un gen competitivo admirable en un tipo con la vida resuelta, pero se le ve físicamente lejos de su mejor versión e incómodo con su nueva posición en el campo. Jugando de nueve el portugués pasa mucho tiempo sin oler el balón y su desesperación le lleva a bajar demasiado a recibir, dejando sin referencia al equipo y tocando en zonas donde no es una amenaza para el contrario.

Cristiano tiene que acostumbrarse a ser más influyente en el resultado que en el juego; centrarse en rematar las que le lleguen sin desgastarse en carreras improductivas. Su poderío físico le ha servido para llevar muchos años jugando de otra manera,pero ahora le toca correr menos para marcar más. Y Cristiano,que se conoce mejor que nadie, lo entenderá rápido.

0 Comentarios

Normas Mostrar