CICLISMO

Froome reitera su lucha por el ciclismo limpio

El ciclista británico defendió de nuevo su cruzada. Por su parte, su jefe del Sky, Dave Brailsford, anunció que "demostrará la verdad" donde sea.

0
Chris Froome celebra su victoria en la contrarreloj de Calpe en la Vuelta a España 2016.
JOSE JORDAN AFP

Pese a la retirada de Bradley Wiggins, la polémica por el paquete sospechoso que recibió antes del inicio del Dauphiné en 2011 sigue aún de actualidad. En las últimas fechas, tanto como Dave Brailsford como Chris Froome, director y líder del equipo Sky respectivamente, han vuelto a ser protagonistas por este asunto.

El manager del Sky, que ostenta el título de Sir, tuvo que comparecer ante el Parlamento británico para dar explicaciones sobre este asunto. Brislford aseguró que "no sabía lo que había en el paquete" y que el encontonces médico del Sky, Richard Freeman, le dijo que "se trataba de un Fluimucil", un medicamento para tratar problemas de mucosidad. Sin embargo, estas declaraciones no convencieron del todo a David Kenworthy, jefe de la Agencia antidopaje británica, que en una entrevista a la BBC puso en duda el testimonio del director del Sky. "Brailsford no dice qué es lo que había dentro, sino que 'me han comentado qué había dentro'. La gente sabe que se envió un paquete a Francia, quién lo pidió, quién lo llevó... pero cinco años después nadie sabe qué contenía".

Brailsford, que en un principio rechazó decir qué incluía ese paquete, defendió este martes en Mallorca durante la concentración de pretemporada que seguirá defendiendo su versión y la del equipo, además de que espera "demostrar la verdad" donde deba hacerlo.

El escándalo del paquete también salpica a Chris Froome, compañero de Wiggins por entonces y que también se ha visto cuestionado por temas de posible dopaje tras la revelación de sus TUEs, junto con los de Wiggins, por parte de los hackers de Fancy Bears. Froome ya ha dicho que él no tiene nada que ver con el polémico paquete. "No sé lo que había en el paquete porque yo no lo vi. No sé por qué se duda de la credibilidad del Sky y por qué mi imagen está comprometida, no tengo nada que ver por ese tema", comentó Froome la semana pasada.

El británico también desveló que rechazó un TUE durante el Tour de Fancia 2015 pese a encontrarse enfermo. Las razones por las que Froome posiblemente no lo utilizase (el británico esgrimió que "no le parecía correcto a nivel moral"), posiblemente fueron las sospechas de dopaje y el posible uso de un motor en la edición de 2013 por parte del británico, lo que le obligó a publicar sus datos de rendimiento para tratar de acallar esas polémicas.