Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Un hotel de 5 estrellas en La Paz

Actualizado a

Jornada de descanso, jornada de regresar al lujo de la vida cotidiana…o casi. La Paz ha recibido en olor a multitudes al Dakar, con sus calles repletas de apasionados que muestran todo su cariño a la caravana. También nosotros hemos recibido con algarabía la llegada a la capital de Bolivia, ya que nos hospedamos en un hotel de 5 estrellas, el Colegio Militar Coronel Gualberto Villaroel. Por tres noches nos olvidamos del unifamiliar (la tienda de campaña) y los autobuses en los que llevamos pernoctando hasta ahora, y dormimos bajo techado. Todo un lujo compartir un barracón con 50 compañeros repartidos en cómodas literas.

De los grillos a los generadores

Hemos pasado de los grillos y los generadores a la serenata de ronquidos. Cuando alguno arranca la Norton, tiemblan las paredes de nuestra suite. Otra de las ventajas de la jornada de descanso es que tenemos duchas con agua caliente…cuando hay agua. Porque se acaba cada dos por tres. Se agota el camión cisterna, y hasta que no llega otro, estamos sin agua. Ironías del destino, porque mientras que las cisternas piden a gritos suministro, el campamento está encharcado con las persistentes lluvias. Pero el Dakar se comprometió a no restar agua al pueblo boliviano, y está cumpliendo, aunque sea a costa de la higiene de sus 3.000 almas itinerantes.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?