Temas del día Más temas

El Celta se sirve en la barra libre

El Celta se sirve en la barra libre

Las dinámicas. Esa ley que domina el fútbol. El Valencia es un paciente deprimido en busca de una medicina milagrosa, el Celta es un niño feliz disfrutando de las vacaciones navideñas. Los vigueses se hartaron ayer a abrir regalos. Javi Jiménez tuvo el peor debut posible. Cometió penalti en el segundo minuto y desvió el tiro de Bongonda acto seguido. El fútbol fue demasiado cruel con el menos culpable de la situación que vive el club che. Los célticos olieron la sangre y saltaron a por su presa. Sin compasión alguna.

A los veinte minutos el Celta ya tenía pie y medio en cuartos. Berizzo quiere la Copa y el camino se le despeja. Si hace dos años afeó esta competición, el año pasado ya se desquitó llegando a semifinales y en esta edición está empeñado en superarse. Uno de los grandes artífices de la exhibición de Mestalla es, precisamente, una apuesta personal del Toto. Se trata de Bongonda, quien vivió su peor momento tras errar en Amsterdam. Su técnico, lejos de castigarle, le respaldó y el belga está agradeciendo el gesto con rendimiento. Ayer marcó un gol y dio dos asistencias extraordinarias. Berizzo ha pedido un extremo para enero. Quizás ahora se lo replantee, aunque bien es cierto que el Celta necesita fondo de armario. Pasan las semanas y sigue vivo en las tres competiciones. Ayer se abasteció en la barra libre de Mestalla. El Valencia invita a otra ronda.

0 Comentarios

Normas Mostrar