FÓRMULA 1

Magnussen dejó Renault porque no había garantías de ganar allí

Cree que en Haas no le costará tanto tiempo llegar a la parte alta de la parrilla, por les eligió antes que seguir con el equipo francés.

0
Kevin Magnussen le dio la espalda a Renault para marcharse a Haas.
JOHANNES EISELE AFP

Renault quería dar un nuevo impulso para el segundo año de su proyecto en su regreso como equipo oficial a la parrilla. Ficharon a Hulkenberg y, después de peinar el mercado y no dar con ningún otro piloto de altura (Sainz, Pérez, Bottas…), tenían que quedarse con uno de sus dos pilotos. Finalmente seguirá Palmer, pero porque Magnussen no quiso hacerlo. El danés era el favorito para continuar vestido de amarillo, pero prefirió apostar por lo americano e irse a Haas porque cree que allí tiene más opciones de ser campeón antes.

La marca del rombo acaba de arrancar de nuevo en la Fórmula 1 y, después de pasar un mal año en el que solo han sido capaces de sumar ocho puntos y acabar por delante de Sauber y Manor, Kevin todavía no era capaz de imaginarles conquistando el Mundial como hicieron en los viejos tiempos con Alonso. Así lo asegura en declaraciones recogidas por 'Motorsport': "Podría haberme quedado en Renault y esperar hasta que ganasen el campeonato del mundo, pero no hay garantía de que lo vayan a ganar".

Y, a pesar de que Haas ha iniciado su proyecto en el mismo año y sin contar con la experiencia que tienen los franceses en la F1, Magnussen no ve por qué tendría que costarle más tiempo llegar a lo alto de la parrilla: "Absolutamente no. Mi contrato con Haas no es de cinco años, y ¿quién sabe lo que puede hacer Haas? No hay límites. Dependía de mí y no me pondría en una situación donde se necesitara más tiempo, todo lo contrario. Creo que Renault va a necesitar algunos años antes de poder luchar por ello, así que no creo que sea más largo".

Sin embargo, Kevin no duda de que 2017 será mucho mejor para su anterior equipo, ya que le dedicaron la mayoría de sus esfuerzos incluso antes de que se iniciara 2016. "El próximo será su segundo año, habrán aprendido más, se centraron en 2017 muy pronto. Lo han dicho también en la Prensa, que en realidad tenían su enfoque principal en 2017, incluso antes de su primera carrera. Eso es suficiente", asegura. Fue suficiente para no ver su cara buena y convencer a Magnussen de salir de allí. Veremos si el tiempo le da la razón.