Caracol Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

El ‘caso Jimmy’ se queda sin culpable

Actualizado a

Mala noticia: el juez ha archivado la causa abierta por la muerte de ‘Jimmy’, aquel ultra del Depor apaleado y arrojado al Manzanares hace un año, de resultas de lo cual falleció. La policía detuvo en su día a cuatro sospechosos, pero, tras pasar el caso por más de un juez, no se han encontrado pruebas concluyentes contra ellos. En principio, el crimen se cierra sin castigo. Un fracaso horrible del sistema. No obstante, la familia de ‘Jimmy’ recurrirá ante la Audiencia Provincial de Madrid. Para ellos y para todos los deportivistas, resultaría frustrante que esto acabara sin culpable. La irritación se hizo sentir ya anoche, en el partido de Riazor.

Aquella fue una muerte estúpida. Un grupo de ultras del Depor se citó en secreto con el Frente Atlético, en la mañana del día del partido. Para despistar a la policía (los viajes ultras están vigilados) tomaron los autobuses en Lugo. Los atléticos acudieron a la cita y la feroz pelea acabó con dos deportivistas en el río, uno de ellos ‘Jimmy’, que no pudo contarlo. Aquello al menos sirvió para que Tebas (Villar se puso de perfil) pusiera en marcha unos protocolos que obligan y ayudan a los clubes a controlar a sus ultras. Durante un año las cosas han ido mejor. Por desgracia, se empieza a percibir que algunos quieren volver a las andadas.

A cambio, el día nos trajo la noticia de la detención de catorce presuntos ultras en Sevilla que habrían tomado parte en el ataque brutal a unos hinchas de la Juve que cenaban tranquilamente en la víspera del partido de Champions entre ambos clubes. Ya a las pocas horas del hecho, la policía había identificado a algunos de los participantes, nueve de los cuales resultaron ser socios del Sevilla, que los expulsó inmediatamente. La acción firme de la policía y la severidad en las penas son importantes, pero más importante aún es la retirada de todo tipo de respaldo o indulgencia hacia esta gente. No hacen más que amargar el fútbol.