BARCELONA-ESPANYOL | LA INTRAHISTORIA

La liebre contra la tortuga

El Espanyol ya lleva diez jornadas sin marcar en el primer tiempo, Ante la voracidad del Barcelona, los pericos exhiben un método distinto: primero se guarece y luego aniquila lentamente.

La liebre contra la tortuga
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

EI Espanyol ha conseguido hacer de la necesidad virtud. Tras su débil arranque en defensa, ha hecho de la solidez su máxima seña de identidad. Hasta el punto de que un dato desnuda su estrategia: el equipo de Quique Sánchez Flores lleva la friolera de diez jornadas sin marcar un solo gol en el primer tiempo. El último data del 22 de septiembre en El Sadar, ante Osasuna.

El método está claro. Salvo excepciones, esta sequía es poco menos que voluntaria, y consecuencia de que el Espanyol empieza los partidos priorizando al máximo su entramado defensivo. Lo primero es evitar que el rival te marque. Y, una vez alcanzado ese primer objetivo, sale el equipo al contraataque para aniquilarlo. Cierto es que poco a poco tratan los pupilos de Quique de desarrollar un estilo más asociativo desde el principio, pero esa mezcla de solidez defensiva y juego directo es el que mejores frutos le está brindando. Es una suerte de estrategia de la tortuga, que se guarece en su caparazón para lentamente sacar la cabeza y nutrirse.

Y, ante esa manera de entender el fútbol, hoy estarán las liebres del Barcelona. Mucho más voraces. de sus 37 goles en esta Liga, 15 han llegado en los primeros tiempos. Y, en el Camp Nou, a pesar de su irregular bagaje (sólo han sumado 12 puntos de 21 posibles), únicamente les han marcado dos goles en los primeros 45 minutos de partido.

De vuelta al Espanyol, el contraste es brutal. En el primer acto sólo marcaron la citada diana ante Osasuna, y anteriormente tres contra el Sevilla y una frente al Málaga. Desde entonces, diez jornadas y diez goles a favor, todos después de la reanudación y con recompensa: tres contra el Eibar, que sirvieron para igualar un 0-3 adverso (de hecho, esos son los únicos tantos que les han endosado en la primera mitad desde septiembre), otros tres contra el Leganés para ganar, dos ante el Sporting y uno contra el Alavés y el Betis.

Dicho de otra manera, en estas diez jornadas últimas el Espanyol ha sumado 17 puntos. Si los partidos sólo durasen 45 minutos, únicamente acumularía nueve. Pero si lo que se cuentan son los segundos tiempos, ahora mismo acumularían 19 puntos en ese periodo de tres meses.

La tortuga visita a la liebre esta noche en el Camp Nou. Y ya saben cómo terminaba el cuento...